PRESENTADO EN EL CAUM EL LIBRO “RÁFAGAS Y RETAZOS DEL PCE(M-L) Y EL FRAP” DE RAÚL MARCO

27 de junio de2018. Ayer se presentó en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid (CAUM), en el Aula Literaria “poeta Carlos Álvarez” el esperado libro “Ráfagas y retazos del PCE(m-l) y del FRAP” de nuestro camarada Raúl Marco que ha editado Aurora 17.

Con el aforo al completo, inició el acto el poeta y escritor José Luis Esparcia señalando la ausencia del poeta internacional y comunista (y amigo personal de Raúl) Carlos Álvarez, que iba a estar presente y debido a su internamiento en un hospital, no fue posible.

Esparcia resaltó “…que es un libro que aporta muchas cosas a quien se interese por el desarrollo de la política española de los últimos cincuenta años”. Tras hacer una breve semblanza de su relación como militante del PCE con el PCE(m-l) y del nacimiento, también en el año 1964, del CAUM del que formó parte “en un año muy fructífero para la sociedad española” comentó como fue invitado por el Gobierno de la República Popular de Albania, a sugerencia del PCE(m-l) y la Asociación de Amistad hispano albanesa, y su experiencia por el país de las águilas que reflejó en varios artículos publicados en diversos medios españoles.

Presentó a los ponentes con una breve reseña de su biografía y a continuación dio la palabra a nuestro camarada Carlos Hermida, historiador y profesor de la Facultad de Ciencias de la Información d la UCM que comenzó diciendo que había “tres razones fundamentales para leer este libro”.

La primera razón es que “este libro cubre una página de la lucha antifranquista” concretamente “la página que escribió el Partido Comunista de España (marxista-leninista) y el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota”. Que todo lo publicado sobre ambas organizaciones “…está lleno de inexactitudes” y hay otra parte “que está llena de tergiversaciones y mentiras…” y que ahora tenemos una historia “escrita desde dentro, por un protagonista, y protagonista fundamental” ya que Raúl Marco “fue fundador” y dirigente “de ambas organizaciones”. Partiendo de la fundación del PCE(m-l) y el contexto histórico en que se produjo resalta Hermida como en el libro, de forma documentada y profunda, el autor aborda la ruptura con el PCE carrillista; la lucha contra el franquismo; las dificultades que se encontró la organización desde su nacimiento; el paso a la lucha armada; las luchas internas y contra el revisionismo; el movimiento comunista internacional; la liquidación del Partido en el año 1991 o su refundación. Tambien “hay momentos emotivos cuando se habla de la muerte de Elena Ódena o los últimos fusilamientos” del franquismo el 27 de septiembre de 1975.

La segunda razón, según Hermida, es que el libro desmonta algunos mitos: El mito del terrorismo. Frente a la violencia estructural y terrorista del franquismo la necesaria llamada a la resistencia popular y la lucha armada revolucionaria. Los terroristas no eran los militantes del PCE(m-l) y el FRAP, que eran luchadores republicanos, comunistas, antifascistas, antifranquistas “que tuvieron el valor de enfrentarse al fascismo”; si no la dictadura franquista que practicaba el terrorismo a diario con sus leyes, policía, ejército golpista, represión y fusilamientos. “Frente al fascismo todas las formas de lucha son legítimas”. El mito de la Transición, nos la vendieron como pacífica, democrática y modélica. El libro demuestra que lejos de ser pacífica costó a las clases populares mas de trescientas víctimas en asesinatos cometidos por la extrema derecha y los cuerpos policiales; no fue democrática porque no hubo un referéndum para elegir entre monarquía o república y no fue modélica porque fue una maniobra, una operación política de las clases dominantes del franquismo, con el beneplácito de EEUU y la complicidad de una izquierda claudicante, para seguir perpetuando su poder. Y, “el único partido que denunció aquella maniobra, firme y contundente, fue el Partido Comunista de España (marxista-leninista)”. “Este libro contribuye a desmontar esos mitos…”. Y la tercera razón que expuso Hermida es como refleja el libro que, “al igual que el siglo XIX y XX, en el XXI”, pese a que las clases dominantes y el capitalismo mundial quieran hacernos ver lo contrario, “la principal contradicción es entre el capital y el trabajo…” y que el Partido Comunista “es fundamental para superar al capitalismo y traer el socialismo”.

Seguidamente y visiblemente emocionado, intervino Raúl Marco. Explicó lo mucho que le costó ponerse y terminar el libro y que lo hizo ante las peticiones de sus camaradas y también de los camaradas de los partidos hermanos de Ecuador y Turquía que estimaron que debía hacerlo. Aclaró porque nunca el PCE(m-l) fue “pro-chino” o maoísta como siempre le han tildado sus enemigos ya que desde su fundación mostraron serias diferencias con los chinos -que les comunicaban de forma interna- con los que rompieron oficialmente cuando el gobierno chino estableció relaciones diplomáticas con la dictadura.

Explica como en la “modélica transición” en un programa de gran audiencia televisiva como era Informe Semanal, se trató de desprestigiar al PCE(m-l) y al FRAP queriendo involucrarles en el atentado que organizó la policía, con mercenarios contratados exprofeso, contra Antonio Cubillo, líder del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC). “Yo conocí a Cubillo en Argelia y nos unía una amistad” señala Raúl y de cómo el PCE(m-l) pidió una rectificación y aclaraciones al Ministerio de Gobernación que nunca hizo. Tambien aclaró los intentos, que aun persisten, de mezclar FRAP y GRAPO, cuando “son dos cosas completamente distintas” y antagónicas. Explica el nacimiento del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, la implicación de distintas fuerzas y organizaciones, entre ellas la dirigida por el gran socialista Julio Álvarez del Vayo –presidente del FRAP- y de cómo, aun hoy, se quiere criminalizar a quienes estuvieron en sus filas como “terroristas”. Se emocionó al hablar de Elena Ódena “luchadora infatigable, mujer ejemplar” fundadora con él del Partido, además de ser su compañera durante mas de dos décadas. Explica por que añade un escrito del sociólogo Nills Andersson y un anexo de un artículo publicado en El País que hablan del derrumbe del campo socialista y de la Unión Soviética, que pueden dar una perspectiva y explicación de porqué ocurrieron los hechos que desde el campo comunista no se supo ver ni prever. Hizo un repaso de cómo el Partido siempre ha mantenido en alto la lucha ideológica a nivel nacional e internacional y puso el ejemplo, del que habla su libro, de las diferencias con los camaradas del Partido del Trabajo de Albania, siempre en un ambiente sincero y con camaradería como corresponde entre partidos hermanos. Relacionado con esto habló de la situación que se creó con los albaneses a raíz del “suicidio” de Memet Sehu de cuyo hecho nunca dieron explicaciones satisfactorias. Terminó diciendo que ha escrito el libro tras sesenta y dos años de militancia comunista y (con ironía) “que  toca a mas de ocho páginas por año, lo que no está mal”.

La presentación finalizó con una ronda de intervenciones del público moderados por la camarada Lola Val y la firma de ejemplares por parte de Raúl Marco.

Fuente: PCE(m-l)

Anuncios

PEÑAFIEL RECONOCE QUE EL REY FELIPE SE ESTÁ QUEDANDO CADA DÍA MÁS SOLO

El peso de la Corona está hundiendo las altas expectativas que España tenía depositadas en el rey Felipe VI.

A menudo se referían al sucesor de Juan Carlos como “el preparado” ya que recibió la mejor preparación que nunca ha tenido ningún monarca español. Pero en sólo 4 años, el marido de Letizia se ha fumado la confianza que había depositada en él. Ni los cronistas monárquicos más veteranos lo ocultan: el rey está desnudo, o en palabras de Peñafiel: el rey está solo. No hay semana que la Casa Real no esté rodeada de polémicas pero se acostumbraba a decir que era por el mal carácter de Letizia o los negocios de Urdangarin. Se pretendía que el rey fuera intocable, y ya no.

Jaime Peñafiel tiene en su columna de El Mundo uno de aquellos semáforos que han hecho fortuna en los diarios. Y se permitió endosarle al monarca un semáforo rojo por aceptar entregar los Premios Princesa de Asturias en un restaurante, ya que el Ayuntamiento de Girona le ha negado a Casa Real ningún local público. Ahora Peñafiel hurga en la herida de sangre azul en su blog bajo el título Felipe cada vez más solo“”El inefable Pedro Sánchez ha tenido nuevos gestos con el presidente de la Generalitat, en su estrategia de distensión sin importarle que hubiera asistido poco antes a la protesta contra la presencia del Rey en Cataluña. Eso dejó al Rey mas solo que nunca. Nunca como hoy se habla tan descaradamente de Republica”.

rey felip tarragona Casa Real

Peñafiel insiste en el aislamiento que está viviendo Felipe VI, especialmente después del discurso hostil del 3-O: “En Vallecas se han atrevido con una consulta, no vinculante, sobre si España debe ser una República y no una Monarquía. Confieso sentir pena por Felipe y su soledad. ¡Qué mala suerte ha tenido! Política y familiarmente hablando”. Una colleja final a Letizia para destacar que la única elección que ha tenido que tomar Felipe de Brobó en su regalada vida y tampoco no la hizo bien.

El nacional.cat

ANDRÉS PERELLÓ: “NO TENDRÍA SENTIDO QUE LA NIETA DE HITLER PIDIERA UN DUCADO DE SU ABUELO”

Tras la medida de anular el Ducado de Franco por parte del Gobierno del PSOE, Andrés Perelló, Secretario de Justicia, Nuevos Derechos y Libertades del PSOE, ha conectado en directo con ‘Ya es mediodía’para explicar los motivos que han llevado a su partido a tomar esa decisión. Perelló ha asegurado que es algo que no tiene sentido igual que no sería aceptable que “la nieta de Hitler pidiera un ducado de su abuelo” y ha señalado al PP como responsable de estar todavía en esta situación: “La culpa la tiene el Partido Popular por no quererse sacudir la tradición franquista”. (Ver video)

Andrés Perelló: “No tendría sentido que la nieta de Hitler pidiera un ducado de su abuelo”

España, ¡sin Jefe de Estado! Por Manuel Domínguez Moreno / José Antonio Gómez


felipe_vi_getty-696x432

Aunque la inutilidad y la inoperancia de la actual Jefatura del Estado ya es algo que la sociedad española va descubriendo poco a poco y los ciudadanos y ciudadanas están despertando del mal sueño de la empatía hacia la Corona, la realidad es que en el último mes se ha demostrado como nunca que el actual modelo democrático en lo referente a la Jefatura del Estado no sirve para nada. La Monarquía ni sirve al pueblo ni sirve al país. Sólo despierta interés por el amarillismo de informaciones que en nada afecta al bienestar de la ciudadanía. ¿Qué le importa a una familia desahuciada que Letizia Ortiz no quisiera reunirse con Ivanka Trump? ¿Qué le importa a una familia de clase trabajadora explotada y con salarios por debajo del umbral de la pobreza que haya rumores de divorcio? ¿Qué problemas resuelve la Monarquía a su pueblo? Los mismos que resolvía Luis XIV en Francia o Fernando VII en España, es decir, ninguno.

En estas últimas semanas los españoles hemos vivido una serie de crisis de distinta índole en las que un Jefe de Estado de los de verdad hubiesen intervenido de una forma u otra o se habrían puesto en vanguardia en representación de su pueblo y de sus instituciones.

¿Qué ha hecho el Jefe del Estado español durante la crisis política provocada por la sentencia de la Gürtel? Firmar los correspondientes decretos posteriores a la moción de censura y mirar atentamente en las juras de las ministras, de los ministros y del presidente del Gobierno. No ha hecho más. Un Jefe de Estado de los de verdad habría intervenido cuando se hizo pública y habría tomado medidas porque el prestigio de España estaba en juego al mantenerse en el Gobierno un partido condenado por haberse lucrado de la corrupción.

¿Qué ha hecho el Jefe del Estado español en la crisis migratoria que está viviendo Europa sobre todo por el crecimiento de los ministros o los gobiernos xenófobos? Nada, no ha hecho nada. Ante la decisión de Pedro Sánchez de acoger a los seres humanos del Aquarius que el fascista ministro italiano Matteo Salvini pretendía que murieran de hambre en la mar Felipe de Borbón tendría que haberse puesto en vanguardia, en primer lugar, para defender a esas 630 personas de la barbarie xenófoba que se extiende por Europa y, en segundo lugar, haberse enfrentado directamente con Salvini a través de los canales diplomáticos que fueran necesarios.

En referencia a esa crisis migratoria, esta semana se celebra una cumbre europea en la que España nuevamente estará huérfana de su Jefe de Estado porque ante una crisis humanitaria de esta envergadura es mucho más rentable para la institución a la que representa quedarse de perfil y que sean otros los que den la cara. Un Jefe de Estado no hace eso. Martin Luther King decía que «un hombre no mide su altura en los momentos de confort, sino en los de cambio y controversia», una máxima muy aplicable a nuestro país.

En referencia a la crisis humanitaria provocada en Estados Unidos por las políticas xenófobas y fascistas de Donald Trump, nuestro Jefe de Estado se mantuvo al margen. El día en que se hicieron públicas las fotografías de los niños metidos en jaulas tras ser separados de sus padres, Felipe de Borbón visitó la Casa Blanca y no hizo ninguna referencia a la inhumanidad de una situación que revolvió las tripas a todo el mundo. Esta falta de sensibilidad por parte del Jefe de Estado español también transmite la imagen de España y, por lo tanto, el mundo vio a un señor alto saludando sonriente a la prensa mientras guardaba silencio ante la ignominia y la sinrazón. Esa no es la imagen de nuestro país ni de sus ciudadanos, quienes dieron un ejemplo ante el mundo de solidaridad con el acogimiento de los seres humanos del Aquarius.

Si miramos hacia atrás tenemos cientos de ejemplos en los que el Jefe del Estado español le ha dado la espalda a su pueblo. Ni él ni la institución a la que representa hicieron nada ante los desahucios; no influyó nada ante una reforma laboral que iba en contra de los intereses del pueblo; no intermedió ante el gobierno para que se priorizaran los intereses de los ciudadanos y ciudadanas a los intereses de las élites financieras. En medio de la peor crisis territorial que ha vivido España en su historia, Felipe de Borbón decidió, en vez de apoyar el derecho democrático al sufragio de los catalanes, adherirse al discurso ultranacionalista de Albert Rivera, Soraya Sáenz de Santamaría o Xavier García Albiol.

Los defensores del actual modelo de Estado siempre justifican esto en que son las funciones que le tiene conferidas la Constitución. Si lo correcto es tener a una institución cuya función es absolutamente inútil para el pueblo al que debe servir, entonces España tiene la Jefatura de Estado vacante y una democracia fuerte no puede permitirse algo así. ¿Será que España tiene una democracia fallida?

http://diario16.com/espana-sin-jefe-estado/

La jauría militar: otra forma de dominación por el terror. Manuel Ruiz Robles

 

4-MACHISMO-Y-MUJERES-EN-EL-EJÉRCITO-2

El terrorismo

Puede resultar chocante hablar hoy de terrorismo, cuando ETA militar dejó de matar hace más de seis años y ha desaparecido de nuestras vidas para siempre.

El GAL, terrorismo de Estado, también dejó su estela de crímenes y de víctimas. Sin embargo, no es de ambos terrorismos de los que voy a tratar únicamente en este artículo, sino también de algunos hechos que se desprenden de su primer y más radical concepto, según la RAE:

 Terrorismo

1. m. Dominación por el terror.

El golpe militar, origen del régimen borbónico

Me referiré, en primer lugar, al golpe militar nacional-católico, de impronta fascista, una de cuyas modalidades de dominación por el terror fueron los fusilamientos masivos indiscriminados, así como la agresión sexual, preconizada por el general fascista Queipo de Llano, que incitaba a sus tropas a violar a mujeres indefensas.

Dominación por el terror que ocasionó la huida hacia Málaga, y después hacia Almería, -por la N-340, la llamada carretera de la muerte- de una inmensa marea humana. Fueron bombardeados sin piedad desde el aire y desde la flota sublevada: “huían como ratas”. Fue una masacre de proporciones equivalentes al bombardeo de Guernica: entre 3000 y 5000 civiles asesinados. Un holocausto narrado por el médico canadiense Norman Bethune, que cruzó el Atlántico, con su equipo sanitario, en socorro de aquella España martirizada.

Me refiero, también, a la forma en que se desarrolló la llamada Transición. Fue un caso claro de dominación por el terror, imponiendo a las naciones y pueblos que conforman nuestra patria un régimen borbónico auspiciado por Franco, mediante el terror que inspiraba su ejército.

Las acciones terroristas de ETA, alguna inducida por servicios secretos extranjeros ¿la CIA? fueron un elemento más de la llamada estrategia de la tensión. El atentado del almirante Carrero, lo prueba.

La corrupción

Me refiero, también, a los que con su corrupción -ya sea política, ya sea financiera-incrementan una deuda impagable que crece sin cesar, propiciando políticas públicas contra la gente común.

Son los recortes en sanidad, en dependencia, en educación, en las pensiones…

Recortes sanitarios que disminuyen la esperanza de vida del pueblo llano, de aquellos que no pueden pagarse una sanidad privada de alto standing en cualquier clínica de lujo, en países más o menos lejanos.

Mientras tanto, enfermos graves, aparcados en largas listas de espera, ven pasar los días y los meses sin poder acceder a los excelentes especialistas de la sanidad pública, agobiados por la escasez de recursos. Muchos esperan impacientes las pruebas y el consiguiente diagnóstico, previos al tratamiento que les devuelva la esperanza y tal vez la salud. De ahí una de las causas de la disminución reciente de la esperanza de vida, especialmente en las zonas rurales, un dato estadístico que hace opaca la cifra real de muertes concretas.

Políticas anti-obreras

Estas políticas públicas han dado lugar a recientes movimientos sociales de protesta, tales como el 15-M, las marchas de la dignidad, las mareas, el potente movimiento de mujeres, que han desembocado en una toma de conciencia ciudadana, propiciando la llegada al gobierno del socialista Pedro Sánchez, con el apoyo de todas las fuerzas progresistas presentes en el Congreso.

Sin embargo, tímidas iniciativas para llevar a cabo el cumplimento de la ley dememoria histórica, han provocado de nuevo las airadas protestas de un generalmonárquico, que preside nada menos que la Fundación Franco. ¿Un nuevo intento de dominio por el terror? ¿Cuál es el autentico papel entre bastidores del rey? ¿Hasta cuándo todo esto?

Es necesario desactivar todo el arsenal represivo dejado en herencia por el anterior gobierno del PP, pues no es aceptable que estructuras e instituciones no democráticas dominen la vida pública y frenen las iniciativas de nuestros representantes, elegidos democráticamente.

La OTAN y los refugiados

Me refiero, también, a aquellos que impiden la acogida de refugiados, que huyen de las guerras que el imperialismo desencadena en su enloquecido afán de dominio. Son gobiernos al servicio de grandes compañías que, sosteniendo regímenes corruptos, explotan en condiciones ventajosas a países del tercer mundo: ricos en su subsuelo -petróleo, diamantes, coltan, uranio- pero desesperadamente pobre su población.

Esta función imperialista, dominación por el terror, es ejercida mediante los ejércitosencuadrados en la OTAN, responsables de cientos de miles de víctimas, como fue el caso de Irak o de Libia, creando estados fallidos que incuban el terrorismo yihadista y expanden sus metástasis “urbi et orbi”. Es el cáncer de la guerra, que amenaza a toda la humanidad. Poblaciones enteras que huyen, a su vez, del terror inducido por las hambrunas.

Desesperación que el occidente cristiano provoca, en su alocada carrera para intentar neutralizar la tendencia decreciente de la cuota de ganancia del capital.

La memoria democrática

Son cientos de miles de personas anónimas, masacradas, que no tienen monolitosrecordando sus nombres en rotondas, a la entrada y salida de los pueblos de nuestra geografía nacional; tampoco en el llamado Valle de los Caídos, en donde continúan honrándose los despojos del dictador genocida Francisco Franco, rodeado de miles de sus victimas, para mayor gloria de Borbones y cortesanos, pues fue su mentor y le deben su corona.

La autentica función de esa gigantesca cruz – “una espada clavada en el corazón de España”- es la de perpetuar su dominación por el terror. Sí, el terror que inspira su memoria genocida, enaltecida por ese descomunal adefesio, visible a muchos kilómetros de distancia.

La puesta en libertad de la manada

La ola de indignación provocada por la puesta en libertad de esta abominable agrupación de malhechores ha recorrido todas las ciudades y pueblos de nuestra geografía.

Expresamos nuestra admiración y respeto por las compañeras y compañeros -militares, guardias civiles y policías- simpatizantes de nuestro colectivo, que también se han unido al sentimiento de repulsa impulsado por el movimiento de mujeres, en protesta por una decisión judicial incomprensible, que deja en libertad a la tristemente célebre Manada, más bien jauría militar. ¿Quién vigilará a los vigilantes?

Expresamos, también, nuestra sorpresa por el silencio atronador de algunas asociaciones de militares y de guardias civiles ante tamaña arbitrariedad, sin duda por un irracional corporativismo que nubla su conciencia. Han de saber que el vértigo se vence mirando de frente y a lo lejos.

Agradecimientos

Por último, agradezco a mis compañeros y compañeras del colectivo Anemoi, y a sus numerosas y numerosos simpatizantes, mayormente jóvenes, su valiosísimo apoyo ami modestísima función de portavoz, pues de ellas y de ellos aprendo a ver el mundo militar con nuevos ojos.

 

(*) Manuel Ruiz Robles es miembro del colectivo de militares demócratas Anemoi, capitán de navío de la Armada.

En twitter: @colectivoanemoi

Referencias:

El libro negro del Ejército español, por el escritor y ex teniente del Ejército Luis Gonzalo Segura. Un asombroso y profundo ensayo, que arroja una mirada inteligente y profesional sobre este desconocido mundo del Ejército borbónico, modernizado técnicamente a lo largo de estos últimos 40 años, pero escasamente democrático.

Resistir frente a “La Manada”, por María Eugenia Rodríguez Palop

Cuerpos de inseguridad feminista y el aliento del cromañón, por Sonia Vivas Rivera

La eutanasia, a debate. Juan José Tamayo

concentracion-favor-eutanasia-congreso-los-diputados-1525795726390

La muerte impone respeto, más aún, miedo y pavor. No es para menos, ya que, como afirma el filósofo de la esperanza Ernst Bloch, es la más fuerte y trágica antiutopía, la mayor certeza, la manifestación privilegiada de la nada, la mayor desilusión, la aniquilación de toda dicha y la disolución de la comunidad. “Las mandíbulas de la muerte aniquilan todo”, concluye. A su vez, la regulación sobre la muerte plantea problemas de todo tipo.

Unos son de carácter religioso: Dios es el señor de la vida y de la muerte, la da y la quita cuando quiere y el ser humano no tiene derecho a disponer de ella. Otros, de carácter moral: la eutanasia constituye el mayor atentado contra la vida de los seres humanos. Otros son jurídicos: la vida es el bien más preciado a proteger.

La eutanasia se ha convertido también en un problema político y en un tema incómodo para el poder legislativo que con frecuencia se ve amordazado por concepciones religiosas, que dificultan su regulación o la restringen, incluso en sociedades secularizadas y Estados no confesionales, como son la mayoría de los países europeos.

Las razones contrarias a la eutanasia se desvanecen al constatar que pensadores creyentes e intelectuales no creyentes coinciden en el derecho a la misma y recurren a razones religiosas, morales y de conciencia para defenderla. Veamos tres ejemplos especialmente luminosos. En su bello y esperanzador libro ‘Una muerte feliz’ (Trotta, 2016), el teólogo católico Hans Küng expresa su deseo de morir consciente y despedirse digna y humanamente de sus seres queridos, morir sin nostalgia, ni dolor por la despedida, con completa conformidad, profunda satisfacción y paz interior. Y se pregunta: “Todos tenemos una responsabilidad sobre nuestra vida. ¿Por qué vamos a renunciar a ella en la etapa final?”.

El escritor agnóstico Juan Goytisolo firmó en el 2014, a los 83 años, una declaración en la que apelaba a razones éticas de índole personal para justificar su decisión de recurrir a la eutanasia y no prolongar inútilmente sus días, y expresaba su deseo de despedirse de la vida con dignidad. La eutanasia, afirmaba, es “la opción más justa conforme a mi conciencia y respeto a la vida de los demás”. Otra razón era que le parecía indecente malgastar sus limitados recursos en tratamientos médicos costosos en vez de destinarlos a completar los estudios de tres muchachos cuya educación había asumido.

En su libro ‘La eutanasia, una opción cristiana’ (Editorial GEU, 2010), Antonio Monclús, catedrático de pedagogía de la Universidad Complutense de Madrid, fallecido en el 2016, defiende la eutanasia apoyándose en tres argumentos. El primero es la apelación a la conciencia como el espacio más insobornable del ser humano y la base de una ética personalista. El segundo es la consideración de la eutanasia como una opción cristiana, que demuestra con numerosos ejemplos de la historia de la Iglesia y con sólidos argumentos teológicos. La tercera, que el cristianismo no es una religión dolorista, que se regodee en el sufrimiento, como se deduce se las propias palabras de Jesús: “Misericordia quiero, no sacrificios”.

En consecuencia, creo que no hay razones religiosas, éticas o jurídicas para oponerse a la proposición de ley del PSOE sobre eutanasia.

https://www.elperiodico.com/es/opinion/20180626/la-eutanasia-a-debate-articulo-juan-jose-tamayo-6909906

El PP impide con su mayoría en el Senado investigar a la Fundación Franco

El Senado ha rechazado este martes, con los votos en contra del PP, una iniciativa para pedir que los servicios jurídicos del Estado realicen un informe sobre la actividad de la Fundación Francisco Franco para dictaminar si se adecúa a las leyes, y en caso de no hacerlo proceder a su “extinción” o “ilegalización”.

La viceportavoz del PP en la Comisión, Cristina Ayala, ha criticado que la iniciativa socialista represente una clara pretensión para la disolución de la Fundación y ha arreciado contra los grupos que la han apoyado al argumentar quecorresponde al poder judicial y no al Senado pronunciarse sobre la legalidad de dicho patronato.

Además, ha lamentado que los partidos de izquierda no impulsen iniciativas para que se ilegalicen otras fundaciones de “extrema izquierda” fichadas por la Policía catalogadas como organizaciones violentas y ha acusado al PNV de “dar bandazos” políticos y de no ser coherente al no ponerse de parte de las víctimas del terrorismo.

http://insurgente.org/el-pp-impide-con-su-mayoria-en-el-senado-investigar-a-la-fundacion-franco/