EL ASESOR DE SEGURIDAD DEL PRESIDENTE JIMMY CARTER: ¡YO CREÉ EL TERRORISMO YIHADISTA Y NO ME ARREPIENTO!, POR NAZANÍN ARMANIAN

“¿Qué es lo más importante para la historia del mundo?  ¿El Talibán o el colapso del imperio soviético?” Es la respuesta de quién fue el asesor de seguridad del presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, a la pregunta de la revista francesa Le Nouvel Observateur (del 21 de enero de 1998) sobre las atrocidades que cometen los yihadistas de Al Qaeda. Una escalofriante falta de ética de individuos como él que destruyen la vida de millones de personas para alcanzar sus objetivos.

En esta entrevista, Brzezinski confiesa otra realidad: que los yihadistas no entraron desde Pakistán para liberar su patria de los ocupantes infieles soviéticos, sino que seis meses antes de la entrada del Ejército Rojo a Afganistán, EEUU puso en marcha la Operación Ciclón el 3 de julio de 1979, enviando a 30.000 mercenarios armados incluso con misiles Tomahawk a Afganistán para arrasar el país, difundir el terror, derrocar el  gobierno marxista del Doctor Nayibolá y tender una trampa a la URSS: convertirlo en su Vietnam. Y lo consiguieron. A su paso, violaron a miles de mujeres, decapitaron a miles de hombres y provocaron la huida de cerca de 18 millones de personas de sus hogares, casi nada. Caos que continúa hasta hoy.

Esta ha sido la piedra angular sobre la que se levanta el terrorismo “yihadista” y al que Samuel Huntington dio cobertura teórica con su Choque de Civilizaciones. Así, consiguieron dividir a los pobres y desheredados de Occidente y de Oriente, haciendo que se mataran en Afganistán, Irak, Yugoslavia, Yemen, Libia y Siria, confirmado la sentencia de Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para el provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran” .

Consiguieron neutralizar la oposición  de millones de personas a las guerras y convertir en odio la empatía. Con el método nazi de «una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad»:

  • El atentado del 11S no lo cometieron los talibanes afganos. La CIA en 2001 había implicado al gobierno de Arabia Saudí en la masacre. ¿Por qué, entonces, EEUU invadió y ocupó Afganistán?
  • Las armas de destrucción masiva no las tenía Irak. El único país en Oriente Próximo que las posee, y de forma ilegal, es Israel y gracias a EEUU y Francia.
  • Tampoco EEUU necesitaba invadir a Irak para hacerse con su petróleo. Demoler el estado iraquí tenía varios motivos, como eliminar un potencial enemigo de Israel y ocupar militarmente el corazón de Oriente Próximo, convirtiéndose en el vecino de Irán, Arabia Saudí y Turquía.
  • Las cartas con ántrax que en EEUU mataron a 5 personas en 2001, no las enviaba Saddam Husein como juraba Kolin Powell, sino Bruce Ivins, biólogo de los laboratorios militares de Fort Derrick, Maryland, quien “se suicidó” en 2008.
  • Ocultaron la (posible) muerte de Bin Laden agente de la CIA, hasta la pantomima organizada el 1 de mayo del 2011 por Obama, en el asalto hollywoodiense de los SEAL a un domicilio en Abottabad, a pesar de que la ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, ya había afirmado el 2 de noviembre del 2007 que el saudí había sido asesinado, por un posible agente de MI6 (quizás en 2002). Benazir fue asesinada casi un mes después de esta revelación. Mantener “vivo” a Bin Laden durante 8-9 años le sirvió a EEUU aumentar el presupuesto del Pentágono (de 301.000 millones de dólares en 2001 a 720.000 en 2011), incrementar los contratos de armas de Boeing, Lockheed Martin, Raytheon, etc. y vender millones aparatos de seguridad y cámaras de vídeo-vigilancia, montar cárceles ilegales por el mundo, legitimar y legalizar el uso de la tortura, practicar asesinatos selectivos y colectivos (llamados “daños colaterales”) y concederse el derecho exclusivo de invadir y bombardear al país que desee.

Una vez testados en Afganistán, la OTAN envió a éstos “yihadistas” a Yugoslavia con el nombre del Ejercito de Liberación de Kosovo; luego a Libia  y les puso el nombre de “Ansar al Sharia, y a Siria, donde primero les denominó “rebeldes” y luego les dio otros 5-6 nombres diferentes. En esta corporación terrorista internacional, la CIA se encarga del entrenamiento, Arabia Saudí y Qatar de “cajero automático” como dijo el ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y Turquía, miembro de la OTAN, acoge, entrena y cura a los hombres del Estado Islámico. ¡Son los mismos países que forman la “coalición antiterrorista!

¿Cómo decenas de servicios de inteligencia y los ejércitos de cerca de 50 países, medio millones de efectivos de la OTAN instalados en Irak y Afganistán, que han gastado miles de millones de dólares y euros en la “guerra mundial contra el terrorismo” durante 15 largos años, no han podido acabar con unos miles de hombres armados con espada y daga de Al Qaeda?

ISIS_CARTER

Así fabricaron al Estado Islámico

Siria, finales del 2013. Los neocon aumentan la presión sobre el presidente Obama para enviar tropas a Siria, y necesitan una casus belli. El veto de Rusia y China a una intervención militar en el Consejo de Seguridad, la ausencia de una alternativa capaz de gobernar el país una vez derrocado o asesinado el presidente Asad, el temor a una situación caótica en la frontera de Israel, eran parte de a los motivos de Obama a negarse.  Sin embargo, el presidente y sus generales pierden la batalla y los sectores más belicistas del Pentágono y la CIA, Qatar, Arabia Saudí, Turquí y los medios de comunicación afines asaltan la opinión pública con las imágenes de las decapitaciones y violaciones cometidas por un tal Estado Islámico. Una vez que el mundo acepta que “hay que hacer algo”, y al no tener el permiso de la ONU para atacar Siria, el Pentágono, el bombero pirómano, diseña una especial ingeniería militar:

  1. Traslada en junio de 2014 a un sector del Estado Islámico de Siria a Irak, país bajo su control, dejando que ocupe tranquilamente el 40% del país, aterrorizando a cerca de ocho millones de personas, matando a miles de iraquíes, violando a las mujeres y niñas.
  2. Organizó una potente campaña de propaganda sobre la crueldad del Estado Islámico, semejante a la que hicieron con las lapidaciones de los talibanes a las mujeres afganas, y así poder “liberar” a aquel país. ¡Hasta la eurodiputada Emma Bonino cayó en la trampa, encabezando la lucha contra el burka, mirando al dedo en vez de la luna!
  3. Afirmó que al ubicarse el cuartel general de los terroristas en Siria, debían atacar Siria.
  4. Obama cesó de forma fulminante al primer ministro iraquí Nuri al Maliki, por oponerse al uso del territorio iraquí para atacar a Siria.
  5. Objetivo conseguido: EEUU por fin pudo bombardear, ilegalmente, Siria el 23 de septiembre del 2014, sin tocar a los “yihadistas” de Irak. Gracias al Estado Islámico, hoy EEUU (y Francia, Gran Bretaña y Alemania) cuentan con bases militares en Siria, por primera vez en su historia desde donde podrán controlar toda Eurasia. Siria deja de ser (tras la caída de Libia en 2001 por la OTAN) el único país del Mediterráneo libre de bases militares de EEUU.
  6. Y lo sorprendente: desde esta fecha hasta el julio del 2017, el Estado Islámico mantiene ocupado el norte de Irak sin que decenas de miles de soldados de EEUU hayan hecho absolutamente NADA. Al final, el ejército iraquí y las milicias extranjeras chiítas liberan Mosul, eso sí, cometiendo terribles crímenes de guerra contra los civiles.

El terrorismo en la estrategia del “Imperio del Caos”

El terrorismo “yihadista” cumple cuatro principales funciones para EEUU: militarizar la atmósfera en las relaciones internacionales, en perjuicio de la diplomacia; arrebatar las conquistas sociales, instalando estados policiales (los atentados de Boston, de París e incluso el de Orlando) y una vigilancia a nivel mundial; ocultar las decisiones vitales a los ciudadanos; hacer de bulldozer, allanando el camino de la invasión de sus tropas en determinados países, y provocar caos, y no como medio sino como un objetivo en sí.

Si durante la Guerra Fría Washington cambiaba los regímenes en Asia, África y América Latina mediante golpes de Estado, hoy para arrodillar a los pueblos indomables recurre a bombardeos, enviar escuadrones de muerte, y sanciones económicas, para matarles, debilitarles  dejarles sin hospitales, agua potable y alimentos, con el fin de que no levanten cabeza durante generaciones. Así, convierte a poderosos estados en fallidos para moverse sin trabas por sus territorios sin gobierno.

EEUU que desde 1991 es la única superpotencia mundial, ha sido incapaz de hacerse con el control de los países invadidos, debido al surgimiento de otros actores y alianzas regionales que reivindican su lugar en el nuevo mundo. Y como el perro del hortelano, ha decidido sabotear la creación de un orden multipolar que intenta gestarse, provocando el caos: debilita BRICS conspirando contra Dilma Russef y Lula en Brasil; impide una integración Económica en Eurasia, propuesta por Rusia a Alemania archivada con la guerra en Ucrania, y mina el proyecto chino de la Nueva Ruta de la Seda y una integración geoeconómica de Asia-Pacífico que cubriría dos tercios de la población mundial, y en cambio crea alianzas militares como la “OTAN sunnita” y organizaciones terroristas con el fin de hundir Oriente Próximo en largas guerras religiosas.

Anunciar que ha diseñado un plan para el “cambio de régimen” en Irán –un inmenso y poblado país-, ante la dificultad de una agresión militar, significa que pondrá en marcha una política de desestabilización del país mediante atentados y tensiones étnico-religiosas. La misma política que puede aplicar Corea del Norte, Venezuela, o Bolivia, y otros de su lista del “Eje del Mal”, y todo el servicio de perpetuar su absolutista hegemonía global: que intentase derrocar a su aliado Tayyeb Erdogan es el colmo de la intolerancia.

Antes de los trágicos atentados en Catalunya, el Estado Islámico atacó a la aldea afgana de Mirza Olang. Llenó varias fosas comunes con al menos 54 cadáveres de mujeres y hombres y tres niños decapitados, y se llevó a unas 40 mujeres y niñas para violarlas.

Conclusión: que el “yihadismo” no es fruto de la exclusión de los musulmanes, ni siquiera se trata de la lógica de los vasos comunicantes y el regreso de los “terroristas que hemos criado en Oriente”.  “Vuestra causa es noble y Dios está con vosotros”, dijo Zbigniew Brzezinski a sus criaturas, los yihadistas.

Fuente: Público

APUNTES Y OBSERVACIONES DE UN ACTO SOBRE LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA, POR RAFAEL PÉREZ*

Terrassa. Vallès Occ

El Pasado mes de Julio, Gabriel Rufián, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya en las Cortes, efectuó un acto en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), sobre el tema de la independencia de Cataluña.

Estuve en el mismo y tuve la oportunidad de efectuarle algunas preguntas, aunque  primeramente me identifique como militante de la Federación Republicanos y le felicité por la gran labor que está haciendo en el congreso de los diputados contra el partido de la corrupción y la mafia, contra el Partido Popular.

Vaya por delante que nuestra federación siempre está por los derechos democráticos y, por tanto, por el derecho de autodeterminación.

Las preguntas fueron las siguientes: 1° Sí Cataluña se independizara, ¿saldría de la Unión  Europea (UE) y de la OTAN? y 2° ¿Qué tipo de república catalana sería?

Sobre la primera, no dijo nada de la UE y de la OTAN señaló que personalmente él “sí se saldría de ella”. Obviamente no se trata de su opinión personal, loable, sino de la que tenga su organización y futuro gobierno. Por otra parte, el silencio sobre la UE resulta muy significativo, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de la UE del capital y de la guerra, y teniendo en cuenta la respuesta a la segunda pregunta.

Sobre ésta, dijo que el tipo de república se vería y sería elegida  después de la independencia. Pero entiendo que el pueblo catalán tiene derecho, antes de la consulta, a conocer el tipo de república que se propone, en la que va a vivir, para tomar su decisión con pleno conocimiento; tiene derecho a que se le aclare el tipo de república que sería implantada en Cataluña después de la independencia. Sobre todo y principalmente la mayoría del pueblo catalán le interesa el  futuro de Cataluña. También una de sus preocupaciones es saber qué pasaría con los corruptos catalanes, esos que tanto abundan en el PdCat, que es quien fundamentalmente dirige el Procés. En este sentido, la información que se está dando al pueblo catalán es mala y poca, lo que en nada ayuda a que el proceso sea democrático y genera fricciones indeseables.

Posteriormente se produjo  un breve debate. Como, durante el acto, Rufián mencionó a los fusilados que estaban en las cunetas y dijo que ellos desde sus tumbas estarían pidiendo la república catalana, intervine observándole que esos muertos de la cuneta  lucharon por su república, la II República española votada por el pueblo español; que nunca lucharon ni pedirían una independencia; tampoco una república gobernada y dirigida por la burguesía nacionalista y corrupta.

*Rafael Pérez es militante y miembro de la dirección de Federación de Republicanos en Cataluña

LA POSITIVIDAD ES UNA ESTAFA Y LA IRA ES CREATIVA, POR ESTEBAN ORDÓÑEZ CHILLARÓN*

La positividad de nuestro siglo es un problema mental. Sobrevenido, diseñado y provocado, pero un problema mental. No nos referimos a la felicidad limpia y natural, sino a la positividad cool empresarial.

Puedes seguir leyendo el resto de la entrada en la dirección que figura más abajo.

ira

La positividad es una estafa y la ira es creativa, por Esteban Ordóñez Chillarón*

Los trabajadores de esta fábrica griega demuestran cómo enfrentarse al capitalismo

  • Un valiente grupo de trabajadores se ha convertido en ejemplo para Reino Unido y el resto de Europa al tomar el control de su lugar de trabajo.
  • Los dueños, en quiebra, huyeron y los trabajadores son ahora los dueños de la fábrica. No hay jerarquías y todos tienen el mismo salario.

Puedes seguir leyendo el resto de la entrada en la dirección que figura más abajo.

Cartel-publicidad-productos-limpieza-Viome_EDIIMA20170718_0546_19

http://www.eldiario.es/theguardian/trabajadores-fabrica-demuestran-enfrentarse-capitalismo_0_666334003.html

La dictadura que no existió. Francisco Lozano Sanz.

El pasado 12 de julio, Fernando Schwartz publicaba un artículo en La Nueva España titulado “Mala memoria” y hablaba de “La necesidad de rememorar lo que ocurrió en la transición de la dictadura a la democracia” En el artículo arremetía contra quienes critican o juzgan como muy cuestionable la tan santificada “Transición”. Caía en un juicio y un sesgo que cada vez son más comunes en la sociedad y en: políticos, periodistas, contertulios y “opinadores” de radio y televisión que crean un discurso que el ciudadano de a pié copia y repite. Cuando se habla de “La Transición” se suele argumentar que “se hizo lo que se pudo, para evitar que los españoles se matasen unos a otros” por lo que se habla de “Reconciliación” entre españoles. Es como si la sacrosanta e incuestionable “Transición” se hubiese hecho en el periodo 1939/1975 y la cruel Dictadura del General Franco no hubiese existido.

fueron_n-e1400821592113

Puedes seguir leyendo el resto de la entrada en la dirección que figura más abajo.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=229221

 

JULIO DE 1936: LA BURGUESÍA ORGANIZA LA GUERRA CIVIL EN ESPAÑA, POR CARLOS HERMIDA

 

 

Asesinos

Se cumple este mes de julio el octogésimo aniversario del comienzo de la Guerra Civil española (1936-1939).  El 17 de julio de 1936 comenzó el golpe militar en el Protectorado marroquí y al día siguiente la sublevación se extendió por el resto de España. Aunque se han escrito miles de libros sobre la contienda, tratando los más diversos aspectos, el desconocimiento de esta guerra por parte de una buena parte de la sociedad española, y en particular las jóvenes generaciones, es preocupante; sobre todo, porque a ese desconocimiento se unen tergiversaciones y tópicos que, difundidos durante la larga dictadura franquista y propalados después por el revisionismo neofranquista encabezado por Pío Moa, han arraigado profundamente en la población.  Conviene, por tanto, dejar claro  algunas cuestiones fundamentales en relación con el hecho más importante de la historia española del siglo XX.

Ante todo, la guerra no fue consecuencia de la evolución política de la II República. La República no condujo a la guerra, como afirma con ligereza y mucha mala intención la derecha de este país. La guerra civil fue organizada, preparada y planificada por la oligarquía a agraria y financiera, con el apoyo de la Iglesia Católica, y el brazo ejecutor de la conspiración fue un sector del Ejército. Conocemos la trama civil, los partidos y organizaciones sociales que conspiraron contra el gobierno republicano, que representaba la legalidad y la legitimidad política y jurídica, y encarnaba la soberanía nacional. Las clases dominantes utilizaron la guerra para aplastar a las clases populares,  destruir el proyecto reformista y modernizador republicano e implantar el fascismo.

La guerra civil no fue una lucha fratricida como escuchamos en tantas ocasiones, sino una guerra de clases, en la que el gran capital estaba al lado de la sublevación y la clase obrera y los campesinos sin tierra defendieron la legalidad republicana. La afirmación de que todos fueron culpables, tanto la derecha como la izquierda, con sus actitudes irreconciliables, es una burda manipulación cuyo objetivo es ocultar la verdadera responsabilidad del conflicto. Los responsables fueron Juan March, Gil Robles, Calvo Sotelo, José Antonio Primo de Rivera, Franco, Mola y tantos otros que no dudaron en desencadenar una guerra para mantener sus privilegios de clase.

También forma parte de las tergiversaciones interesadas afirmar que en las dos retaguardias se cometieron asesinatos y que la represión fue similar en las dos zonas. Numerosos estudios han clarificado hace tiempo este tema. La represión en el bando rebelde fue sistemática, con ánimo de exterminar, dirigida por las autoridades militares. Tuvo un carácter genocida. En la retaguardia republicana, la represión fue desencadenada por el odio que provocó la rebelión militar y tuvo en la inmensa mayoría de los casos un carácter espontáneo, pero en modo alguno estuvo dirigida por el gobierno. Hay que tener en cuenta que en los primeros momentos del conflicto el Estado desapareció en la zona republicana, sustituido por múltiple comités y milicias que actuaban por cuenta propia. Las autoridades republicanas hicieron siempre llamamientos a la calma, a evitar los excesos, mientras que los sublevados incitaban a sembrar el terror. Son suficientemente conocidas las declaraciones de Queipo de Llano, Franco, Mola y  Yagüe al respecto.

Otro de los tópicos reiterados es el que convierte al Partido Comunista  en un instrumento de Moscú para establecer un régimen soviético en España. Muy al contrario. El PCE defendió en todo momento que el objetivo de la guerra era la defensa  de la República democrática y no el establecimiento del socialismo. Lo reiteraron una y otra vez sus principales dirigentes. El pueblo español luchaba por la independencia nacional, contra el fascismo, por una República que llevara a cabo transformaciones económicas y sociales profundas, pero no combatía para implantar un modelo soviético. La revolución española se inscribía en el marco democrático-burgués. Por el contrario, los anarquistas y los trotskistas mantuvieron que solo llevando a cabo una revolución anticapitalista sería posible ganar la guerra. Ignorando las condiciones internacionales y la necesidad de mantener durante la guerra la política de Frente Popular, llevaron sus postulados hasta la insensata sublevación de mayo de 1937 en Barcelona. En plena lucha contra el fascismo, se sublevaron contra el gobierno, provocando un enfrentamiento que solo beneficiaba al fascismo. La actitud de la CNT y el POUM solo puede calificarse de criminal.

Las causas de la derrota republicana son complejas, pero la actitud de Francia y el Reino Unido, las llamadas democracias occidentales, fue decisiva en el resultado final de la contienda. El anticomunismo visceral de la burguesía francesa e inglesa les inclinaba claramente hacia los dictadores fascistas. La victoria de Franco garantizaba mejor sus intereses económicos en España y no dudaron en aislar al régimen republicano con la farsa del Comité de No Intervención. Frente a este aislamiento, solo la URSS, junto con México y las Brigadas Internacionales, acudieron en auxilio de la República. La ayuda soviética fue decisiva para que los republicanos pudieran hacer frente a los franquistas durante tres años de lucha. Ignorando toda la documentación disponible, especialmente las aportaciones de Ángel Viñas, trotskistas y anarquistas siguen difundiendo la calumnia de que Stalin traicionó a la República al vender armas obsoletas a un precio desmesurado.  Aquí hay una cuestión de sentido común. Si las armas soviéticas eran poco menos que piezas de museo, ¿cómo es posible que el ejército republicano pudiera   enfrentarse durante  tres años al ejército franquista, abastecido masivamente con moderno armamento alemán e italiano?

La Guerra Civil no debe olvidarse. Debe permanecer viva en la memoria histórica de los trabajadores. En primer lugar, para ser conscientes de hasta dónde llega la burguesía en la defensa de sus intereses. Las clases dominantes han empleado y emplearán siempre la violencia más salvaje para mantener su dominación. Los trabajadores no deben olvidar esta enseñanza y prepararse para la lucha contra el fascismo.

Durante tres años el pueblo español ofreció al mundo una lección de dignidad, enfrentándose al fascismo con valor, con decisión y heroísmo sin límites. Víctima de la agresión criminal de un sector del Ejército, apoyado por la Alemania nazi y la Italia fascista, la República española fue capaz  de resistir en circunstancias dificilísimas, de poner en pie un Ejército Popular, y ser durante tres años un referente, una luz potente, para todos los antifascistas del mundo. En este octogésimo aniversario, rendimos un sentido homenaje a todos los hombres y mujeres que combatieron al lado de la República. Porque escribieron una página de la Historia que siempre se recordará.

Julio de 1936: la burguesía organiza la guerra civil en España, por Carlos Hermida

¿”TERRORISMO JURÍDICO” EN LA SUI GENERIS DEMOCRACIA ESPAÑOLA?, POR GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ*

MM_017-Utopías-distópicas

El término distopía fue acuñado a finales del siglo XIX por John Stuart Mill en contraposición al término eutopía o utopía, empleado por Tomas Moro para designar a un lugar o sociedad ideal. Así, distopía sería “ una utopía negativa donde la realidad transcurre en términos antagónicos a los de una sociedad ideal”.Las distopías se ubican en ambientes cerrados o claustrofóbicos enmarcados en sistemas antidemocráticos, donde la élite gobernante se cree investida del derecho a invadir todos los ámbitos de la realidad en sus planos físico y virtual e incluso, en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado, a eliminar el principio de inviolabilidad ( habeas corpus) de las personas. Todo ello serían síntomas de una peligrosa deriva totalitaria del sistema democrático que tendría como paradigma el llamado “affaire Alsasua”, en el que siete jóvenes de la localidad navarra de Alsasua podrían ser condenados a penas estratosféricas de 52 años de prisiónalser acusados de “delitos de terrorismo” tras un altercado con dos miembros de la Guardia Civil y sus parejas que derivó en un parte médico de “lesiones menores” y que en su día fue calificado por juristas y por el Jefe de la Guardia Civil de Navarra como “delitos de odio”.

¿”Terrorismo jurídico” en la sui generis democracia española?

Para entender la actual situación distópica, se antoja necesario repasar la silente deriva involucionista de la actual democracia española.Un hito fundamental en la espiral involucionista del régimen del 78 sería la implantación por el Gobierno socialista de Felipe González de la Ley Antiterrorista de 1.985, definida por José Manuel Bandrés en su artículo “La Ley antiterrorista: un estado de excepción encubierto”, publicado en el diario “El País”, como “la aplicación de facto del estado de excepción encubierto”. Dicha Ley Anti-terrorista (todavía vigente a pesar de la ausencia de actividad por parte de ETA), sería un anacronismo propio de la dictadura franquista, un limbo jurídico que habría convertido los sótanos de cuartelillos y comisarías en escenarios distópicos de naturaleza real (no ficitica) y en Guantánamos virtuales refractarios al control de jueces, fiscales y abogados y que facilitarían la labor de los Cuerpos de Seguridad del Estado para obtener evidencias delictivas mediante prácticas inadecuadas (léase tortura), prácticas confirmadas por las declaraciones de Luis Roldán, Director General de la Guardia Civil con Felipe González.

La deriva regresiva tendría su continuación con la Ley Orgánica 7/2000 del Gobierno Aznar que incluyó como novedad la aparición del llamado “delito de exaltación del terrorismo” y prosiguió su escalada con la firma por Aznar y Zapatero del llamado “Pacto por la Justicia y las Libertades” de 2003 que instauraba de facto “la cadena perpetua estratosférica” al elevar la pena máxima de cárcel hasta cuarenta años, superando la “crueldad del régimen de Franco “ que contemplaba los 30 años de cárcel como pena máxima). En el paroxismo de la involución, hemos asistido a la reciente modificación del Código Penal para constriñir hasta su nimiedad los derechos de expresión (Ley Mordaza) y a la ultimísima firma entre Rajoy y Sánchez del llamado “pacto antiyihadista” que bajo la falacia de combatir el terrorismo yihadista “convierte en delitos terroristas infracciones menores o conductas lícitas y supone un ataque a la línea de flotación del sistema constitucional” en palabras de Manuel Cancio Meliá (artículo 573.1).

El objetivo último sería criminalizar a grupos y entidades díscolos y refractarios al mensaje del establishment dominante del Estado español, elementos constituyentes de la llamada “perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal” y cuyo penúltimo episodio sería el “affaire Alsasua” que según dictamen del Tribunal Supremo “ tendría encaje en el artículo 573.1 del Código Penal” y en consecuencia será juzgado por la Audiencia Nacional como “hechos constitutivos de un delito de terrorismo” con penas estratosféricas de 52 años para cada uno de los 7 encausados. Ello supondrá un ejercicio de “terrorismo jurídico” por parte del Estado español que generará una inmediata reacción de repulsa popular en todo el Estado española así como institucional (Gobierno Vasco, Gobierno de Navarra y cargos autonómicos de Podemos) y que terminará necesariamente en el Tribunal Europeo de Estrasburgo.

La espiral del silencio de la mass media del establishment español

La mencionada deriva totalitaria del Estado español estaría amparado por la “espiral del silencio” de los medios de comunicación de masas del establishment (PRISA, Vocento, Grupo Planeta, Grupo Godó, Grupo Zeta, Editorial Prensa Ibérica, Unidad Editorial, TVE y Mediaset España), teoría formulada por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro “La espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social” (1977). Dicha teoría simbolizaría “la fórmula de solapamiento cognitivo que instaura la censura a través de una deliberada y sofocante acumulación de mensajes de un solo signo”, (todo el entorno abertzale es ETA), con lo que se produciría un proceso en espiral o bucle de retroalimentación positiva. Sin embargo,la teórica política judío-alemana Hannah Arendt en su libro “Eichmann en Jerusalén”, subtitulado “Un informe sobre la banalidad del mal”, nos ayudó a comprender las razones de la renuncia del individuo a su capacidad crítica (libertad) al tiempo que nos alerta de la necesidad de estar siempre vigilante ante la previsible repetición de la “banalización de la maldad” por parte de los gobernantes de cualquier sistema político, incluida la sui-genéris democracia española, pues según Maximiliano Korstanje “el miedo y no la banalidad del mal, hace que el hombre renuncie a su voluntad crítica pero es importante no perder de vista que en ese acto el sujeto sigue siendo éticamente responsable de su renuncia”.

*Germán Gorraiz López es Analista

Fuente: https://federacion.republicanos.info/2017/07/14/terrorismo-juridico-en-la-sui-generis-democracia-espanola-por-german-gorraiz-lopez/