A propósito de la carta de desagravio. Manuel Pardo de Donlebún

coronelmoscardogeneralisimofrancogeneralvarelaycapitanbolin

Yo también soy un militar retirado. Y si no me sorprende la carta que, ya van más de 600, altos mandos militares retirados han firmado en pretendido desagravio a la figura “militar” del general Franco es porque, desgraciadamente, he tenido que vivir el ambiente irrespirable de los cuartos de banderas y de las cámaras de oficiales durante mucho tiempo.

Sin entrar en más disquisiciones, quiero plantear únicamente dos cuestiones:

  • El General Franco se levantó en armas contra el gobierno legítimo de la República, provocando una guerra de exterminio que no hubiera podido ganar si no hubiese sido por el aporte de las tropas coloniales y sus métodos y por el apoyo decidido de las dos potencias fascistas del momento, Alemania e Italia.
  • Tanto en su ofensiva militar como tras su traicionera victoria, ordenó la ejecución de los más terribles crímenes de guerra y de lesa humanidad, en especial contra la población civil que, entre otras cosas, han puesto a España en el oprobioso segundo lugar entre los países del mundo en número de desaparecidos, tras Camboya.

Me llena de vergüenza que profesionales de las Fuerzas Armadas defiendan esta memoria, pretendiendo que tuvo una brillante carrera y una conducta ejemplar como militar. El principal deber de un militar es ser leal a su pueblo y defender su soberanía hasta la muerte; y su conducta debe estar siempre guiada por el respeto a las leyes de la guerra y al derecho a la vida de los no combatientes, o se convierte en un vulgar criminal amparado por su posición de fuerza incuestionable.

Las 600 firmas no hacen otra cosa que poner en evidencia, ante todo el pueblo español, lo que solo para los que hemos vivido la vida militar resulta patente y que los poderes públicos se han venido esmerando por negar desde la muerte del dictador: la mentalidad fascista pervive con fuerza entre los mandos militares.

El pueblo español tiene un grave problema con sus mandos militares, pese a todos los esfuerzos por blanquear su imagen a base de implicarles en el juego de las criminales intervenciones militares imperialistas desatadas por la potencia hegemónica y que se publicitan como de mantenimiento de la paz.

Los sucesivos gobiernos españoles y la práctica totalidad de las fuerzas parlamentarias han sido corresponsables del mantenimiento de esta situación, implicando a sus Fuerzas Armadas en la supuesta “defensa colectiva” contra enemigos de la Patria inexistentes o definidos desde fuera. La mentalidad supremacista y antipopular implícitas en el fascismo de sus mandos militares es funcional a este objetivo.

Todo ello, en lugar de prepararse para defender nuestra propia soberanía de su inevitable acoso en el caso hipotético de unas políticas realmente soberanas, como vienen demostrando, una y otra vez, los casos de Yugoslavia, Afganistán, Irak o Libia, todas ellas arrasadas por la OTAN o algunos de sus socios.

Hablan de la obsesión de la izquierda por desacreditar la figura “militar” de Franco… será porque ellos dicen ser ni de derechas ni de izquierdas, solo militares patriotas. Yo les digo que son patriotas los que defienden de veras la soberanía, la independencia y la liberación de sus compatriotas de la tiranía difusa de los poderosos, no los que se alzan en armas en nombre de la entelequia “patria” por ellos construida, ni los que colaboran en la destrucción de países que nada han hecho contra nosotros.

10 de agosto de 2018.

Anuncios

UN SENADOR DEL PP Y HOMBRE DE CONFIANZA DE CASADO INSINÚA QUE LAS TRECE ROSAS FUERON UNAS “ASESINAS”

Joaquín Ramírez, toda una vida en cargos públicos para terminar llamando “asesinas” a las represaliadas del franquismo

Joaquín Ramírez, fue máximo responsable del PP malagueño hasta que la actual dirección maniobró para sustituirlo

LA HUELLA FRANQUISTA EN LAS FUERZAS ARMADAS: DE LA DEFENSA DEL DICTADOR A LAS CRÍTICAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA

Una persona pasa por la antigua estatua de Franco en Melilla | Néstor Cenizo

181 militares retirados publicaron este martes un manifiesto titulado “declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde, soldado de España”, en el que denunciaban la “campaña infame” que está llevando a cabo “la izquierda política” para desprestigiar al dictador a través de la “perversa pretensión” de exhumar sus restos del Valle de los Caídos. Entre los firmantes se encontraban generales, coroneles, almirantes y capitanes de fragata. De hecho, uno de ellos formó parte hasta el 2016 del Ministerio de Defensa como Jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra.

Los firmantes han realizado estas manifestaciones aprovechando que ya no están sujetos al régimen castrense. Todos ellos están retirados y por tanto “en pleno derecho de libertad de expresión”. “Han enseñado la patita estando retirados”, incide Jorge Bravo, secretario de organización de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME). “Estando en activo no muestran la impronta franquista directamente”, añade.

La polémica relación entre franquismo y Fuerzas Armadas no se limita a estas declaraciones. A comienzos de año, el Gobierno reconoció en una respuesta parlamentaria que  subvencionó en la última década con cerca de 5.000 euros al colectivo profranquista AME (Asociación de Militares Españoles). Esta plataforma, que  edita la revista Militares donde es habitual la defensa al dictador, también divulgó en su página web este manifiesto. Bravo asegura que “es habitual que esta asociación se pasee por los cuarteles con su publicación”.

En esta revista se pueden leer constantes críticas a la “impresentable y nefasta” ley de Memoria Histórica. En el último número que aparece colgado en su web, estos militares llegan a asegurar que el cambio de denominación de pueblos con nombres franquistas es una amenaza ya que esta normativa evita, según ellos, “hacer referencia a la fecha de construcción de las obras públicas en el periodo de los 40 años que quienes son herederos de los derrotados en la Guardia Civil han decidido borrar de la Historia de España”.

Agentes del Grupo de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil posan en Melilla frente a la estatua de Franco.
Agentes del Grupo de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil posan en Melilla frente a la estatua de Franco.

Hace tres años una veintena de agentes de los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, se fotografiaron ante la estatua del dictador Francisco Franco en el puerto de Melilla. En la instantánea mostraron una bandera de España, ante la efigie del caudillo.

La vinculación de militares que ya no están en activo con la defensa del dictador llega hasta la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF). Su director, el general de división Juan Chicharro Ortega, lleva en la reserva desde el 2010.  Además de ayudante del rey emérito fue profesor de la Escuela Naval Militar. Las asociaciones y los colectivos en defensa de la memoria histórica muestran su preocupación por la docencia que se imparte en las academia militares. “Falta que en los currículos académicos cale la formación democrática”, señala Bravo.

La asociación para la recuperación de la Memoria Histórica considera que el manifiesto ratificado por casi dos centenares militares retirados demuestra que las Fuerzas Armadas “no ha conseguido romper con el franquismo en todos los eslabones de la cadena”. “Pueden ser militares modernos, con nuevos modelos de defensa, pero la idea que les acompaña es el franquismo”, responde Bonifacio Sánchez miembro de este colectivo.

Efeméride de la Agrupación de Apoyo Logístico Nº61 del Ejército de Tierra
Efeméride de la Agrupación de Apoyo Logístico Nº61 del Ejército de Tierra @JULIO_RODR_

En estas polémicas relaciones, las instituciones también han sido protagonistas. Hace un año, el Ejército de Tierra  publicó el 18 de julio una efeméride que recordaba el “alzamiento cívico-militar” de 1936. Este texto, recogido en una orden de la Agrupación de Apoyo Logístico Nº61, planteaba lo siguiente: “En este día de 1936, oficialmente, se inicia en toda España un alzamiento cívico-militar en el que participa la mayoría del Ejército. Es un día importante en la historia de nuestra patria, que merece ser recordado para que las generaciones futuras eviten que se produzcan las circunstancias que propiciaron el enfrentamiento bélico. Los pueblos que olvidan su historia están irremisiblemente condenados a repetirla”. La exministra María Dolores de Cospedal  tuvo que dar explicaciones por estos hechos en el Congreso. Se limitó a responder que esa efeméride se difundía desde el 2005.

También bajo el mandato de Cospedal, el Ministerio tuvo que aclarar por qué el Ejército del Aire  definía a Joaquín García-Morato como un “héroe indiscutible”pese a ser uno de los máximos responsables de los bombardeos franquistas sobre Andalucía durante la guerra civil. El militar rebelde, según la página web dependiente del Ministerio de Defensa, hizo una “carrera desbordante de cazador excepcional” tras el golpe de Estado. Una foto de Cospedal en la Semana Santa del 2017 visitando a la Cofradía de la Misericordia de Málaga, en cuya capilla reposan los restos del militar golpista, sacó esta reseña a relucir. “En la visita oficial no estaba programada visitar la tumba de este militar”, aseguraron desde Defensa.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en la visita a la tumba del aviador franquista Joaquín García-Morato. | @cfdmisericordia
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en la visita a la tumba del aviador franquista Joaquín García-Morato. | @cfdmisericordia

Por su parte, en las instalaciones del Centro de Estudios para la Defensa Nacional (CESEDEN), un organismo del Ministerio de Defensa, acogieron en 2016 unaconferencia de Stanley Payne sobre el golpe de Estado del 18 de julio que ha señalado a la II República como culpable. La charla tuvo como tesis central que fueron los representantes del régimen democrático, y no quienes se alzaron en armas, los responsables de que estallase la Guerra Civil en 1936.

“Tiene que haber una política de Estado que resuelva estos problemas”, incide el portavoz de la asociación para la recuperación de la Memoria Histórica sobre la defensa del franquismo en instituciones vinculadas a Defensa. Esta plataforma propone al Gobierno que realice “un inventario de simbología franquista” en unidades militares. Desde AUME aseguran que se conservan nombres de generales golpistas en algún cuartel y que en algún despacho se puede llegar a encontrar algún símbolo franquista. “Aunque no se mantienen de manera oficial”, apunta Bravo.

Recientemente, la opositora que se presentó a las pruebas para optar a una plaza de psicóloga militar, y que en un principio fue rechazada por un tatuaje en el pie, destacaba cómo le había sorprendido ver una foto de Franco en un pasillo de la Escuela de Sanidad Militar. El exteniente Luis Gonzalo Segura considera que es “imposible combatir desde dentro la mentalidad dominante”. “El franquismo es más dominante cuanto más se asciende en el escalafón”, finaliza.

Eldiario

EL GOBIERNO DE AZNAR SUBVENCIONÓ ORDENADORES, MUEBLES, EXTINTORES Y UNA TRITURADORA DE PAPEL A LA FUNDACIÓN FRANCO

Entre 2000 y 2003 concedió 150.845,77 euros a la organización fascista, supuestamente para proyectos de “microfilmación” de documentos de este archivo privado

La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), que ahora el Gobierno de Pedro Sánchez quiere ilegalizar, se presentó durante cuatro años a subvenciones públicas para mejorar su archivo. Y las ganó.

Según cuenta la propia asociación en su memoria y confirma la administración pública,  los 150.845,77 euros que obtuvo entre 2000 y 2003 bajo el mandato de José María Aznar, los empleó en digitalizar 30.000 documentos procedentes del despacho y las dependencias personales del dictador Franco y de personalidades del régimen que hicieron donaciones. Aunque custodia documentos del que fuera jefe del Estado por levantamiento militar, es un archivo privado, y la subvención la recibió a cambió del compromiso de dejar una copia de la digitalización al Ministerio de Cultura, como así sucedió.

Sin embargo, el dinero no solo se empleó en este proceso puramente técnico, como mantuvo el gobierno del PP en una respuesta parlamentaria al grupo en En Marea. Cuando el ejecutivo de Rajoy confirmó esas cifras por escrito, en enero de 2017, puntualizó que la subvención fue obtenida en una convocatoria de “libre concurrencia” e  informó de que se empleó, literalmente, “en el desarrollo de proyectos archivísticos“. Lo que no puntualizó es el desglose de gastos, que muestran que también se mejoró la sede de la Fundación Nacional Francisco Franco con ese dinero. eldiario.es ha tenido acceso a todos los documentos y facturas desglosadas justificadas de esos años gracias a una petición de información al Portal de Transparencia.

La información remitida por el subdirector general de Archivos Estatales a este medio (abajo, el resumen de las subvenciones año a año) muestra que, aunque dos tercios de la ayuda se emplearon en la microfilmación, también se compró material para la Fundación y se invirtió en la seguridad de su local.

Al bucear en las facturas de estos cuatro años se puede comprobar que con el dinero que aportaba el Estado (más el 10% de esa ayuda que aportó cada año la propia Fundación) se contrató a un auxiliar administrativo durante tres años y se pagó a una asesoría contable y fiscal durante dos. Según el recibo que aparece en el expediente, este servicio asesor se circunscribió al proyecto de microfilmado: costaba 25.000 pesetas (150 euros) al mes las gestiones por este asunto.

En el apartado de “operaciones de inversión” se pueden ver gastos justificados y abonados por el Estado como un escáner (204 euros), una impresora, tres ordenadores (de unos 1.500 euros), una encuadernadora (444,27 euros), cartuchos de impresora, armarios archivadores de microfilm o un vídeo adquirido en El Corte Inglés por 23.000 pesetas (138 euros). En la misma factura, del año 2001, hay una televisión, que no se subvencionó y fue abonada por la FNFF. De hecho, en su respuesta a eldiario.es, el Ministerio puntualiza que se pidió el reintegro de 834,34 euros de ayudas ese año 2001 porque la cantidad no había sido “adecuadamente justificada” por la Fundación. También se aprecian gastos menores como un flexo halógeno negro comprado en una tienda de la calle Alcalá de Madrid por poco más de 20 euros (3.447 pesetas de la época).

La FNFF justifica en su memoria que estas inversiones se hicieron para los investigadores externos que quisieran consultar los documentos en sus instalaciones. Una explicación en la que tiene dudoso encaje, por ejemplo, la destructora de documentos que compraron y que financió el Estado con 528,10 euros. Las mejoras e inversiones, utilizadas exclusivamente o no por los investigadores externos, han quedado para la sede de la Fundación y para su funcionamiento.

La factura que muestra la compra de una encuadernadora y una trituradora
La factura que muestra la compra de una encuadernadora y una trituradora

Pero hay más compras. Por ejemplo, en 2001 la Fundación Franco pasa a cuenta de las arcas públicas una Copiadora Xerox 5828 que costó 694.000 pesetas (más de 4.000 euros) o un mueble y silla por 318 euros. Este mobiliario, según explica la Fundación en la memoria a la que ha tenido acceso eldiario.es, se ha empleado en una “sala de investigación” con “tres equipos informáticos para los puestos de consulta y medios que faciliten la labor de los investigadores” que quisieran visitarla. El archivo es de titularidad privada.

Pero, además, la organización que ensalza el legado del dictador adecuó sus instalaciones con un sistema de seguridad y antiincendios con estas mismas subvenciones bajo el gobierno de Aznar: 4.508,24 euros que comprendieron detector de humos, pulsador de alarma o extintores. También invirtieron 2.488,90 euros en un sistema antirrobo en el año 2002. Según se relata en las memorias de la FNFF, se instalaron en la zona del archivo.

En la parte de la filmación, se hizo cargo la empresa Proco y se creó una base de datos de “todos los documentos existentes en el Fondo”, se digitalizó en rollos de 35mm y CD las páginas y también se aportaron a la Fundación Franco los muebles de almacenamiento de este material.

Cuando se entregaron a la administración pública los 230 rollos de microfilm, los expertos del Centro Documental de la Memoria Histórica alertaron de que podría haber secretos oficiales contenidos en ese material por las marcas que apreciaron y, según otra respuesta parlamentaria del Gobierno a Alberto Garzón (Unidos Podemos), el subdirector de Archivos Estatales remitió entonces a la fundación franquista la petición de que los retirara del acceso público por su importancia, aunque sigue custodiándolos pese a ser un archivo privado.

eldiario.es ha preguntado a la Fundación Franco si ha retirado los documentos secretos y si el material ofimático y de seguridad que compró con la subvención está solo circunscrito al uso de investigadores externos. De momento, este medio no ha obtenido respuesta.

Asegura el alcalde de Ferrol que no permitirán que los restos de Franco sean trasladados al panteón de la ciudad

“No vamos a permitir que trasladen los restos del dictador a un panteón que fue obtenido a través de privilegios”, así de categórico ha sido el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez (Ferrol en Común).

El regidor ha asegurado que el Ayuntamiento que dirige “no permitirá” a la familia del sanguinario dictador que traslade sus restos al panteón que poseen en la ciudad, si es que, al final, los retiran del Valle de los Caídos.

Se da la circunstancia de que en 1967 el Consistorio de Ferrol regaló a la familia Franco un nicho en el cementerio público de Catabois. El actual alcalde dio a conocer el pasado viernes la aparición de los documentos públicos. Pero, anunciado esto, afirmó que esta autorización es “revocable”.

“Una vez se exhumen sus restos deben ser entregados a sus familiares y lo que hagan con ellos es una cuestión del ámbito exclusivamente privado”, ha remarcado este domingo el regidor, que ha aseverado que el nicho fue obtenido por los Franco a través de sus “privilegios, como los que tenía Carmen Polo cuando venía a Ferrol en plan saqueo”.

http://insurgente.org/asegura-el-alcalde-de-ferrol-que-no-permitiran-que-los-restos-de-franco-sean-trasladados-al-panteon-de-la-ciudad/

CONCENTRACIÓN POR UNA LEY DE VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

“Queremos justicia, queremos memoria”, coreaban este miércoles por la tarde las personas que se han reunido frente a la Puerta del Sol de Madrid para condenar la impunidad del franquismo. Un acto celebrado el 18 de julio, como en otras ocasiones, para recordar que hace 82 años España sufrió el golpe de Estado franquista.

El Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del Franquismo, que reúne a 80 asociaciones, entre las que se encuentra Federación de Republicanos (RPS) ha exigido al nuevo Gobierno que se instaure la Ley Integral de Víctimas y que se condene el franquismo.

Inició  el acto el compañero Rebollo  y presentó el acto el periodista de Público Alejandro Torrús, encargado de coordinar Memoria Histórica y Derechos Humanos en este diario.

Una de las intervenciones mas aplaudidas fue la de nuestra compañera Luisa Martin que habló en nombre del Espacio Republicano de Madrid del que forma parte la Plataforma contra la impunidad del Franquismo junto a otros 23 colectivos republicanos.

Por su parte, varios miembros de la Plataforma contra la impunidad del Franquismo han exigido “verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo”. “Queremos que el Estado asuma la responsabilidad de sacar a las víctimas del franquismo de las fosas comunes”, ha manifestado Julio Recuero, integrante de la plataforma.

Concentración por una ley de Víctimas del Franquismo

ANDRÉS PERELLÓ: “NO TENDRÍA SENTIDO QUE LA NIETA DE HITLER PIDIERA UN DUCADO DE SU ABUELO”

Tras la medida de anular el Ducado de Franco por parte del Gobierno del PSOE, Andrés Perelló, Secretario de Justicia, Nuevos Derechos y Libertades del PSOE, ha conectado en directo con ‘Ya es mediodía’para explicar los motivos que han llevado a su partido a tomar esa decisión. Perelló ha asegurado que es algo que no tiene sentido igual que no sería aceptable que “la nieta de Hitler pidiera un ducado de su abuelo” y ha señalado al PP como responsable de estar todavía en esta situación: “La culpa la tiene el Partido Popular por no quererse sacudir la tradición franquista”. (Ver video)

Andrés Perelló: “No tendría sentido que la nieta de Hitler pidiera un ducado de su abuelo”