EN MEMORIA AGAPITO MARAZUELA (1891-1983)

AGAPITO

Anuncios

‘El Rey’, la película que muestra la “antinatural” vida y “pesadilla” de Juan Carlos I

Resultado de imagen de pelicula el rey alberto san juan

El actor y director Alberto San Juan ha presentado este sábado en el Festival de Cine Europeo de Sevilla ‘El Rey’, película que adapta la obra de teatro del mismo nombre y que según el cineasta muestra la “antinatural” vida y la “pesadilla” de Juan Carlos I, “un rey destronado que supuestamente debería morir rey”.

San Juan ha explicado en rueda de prensa que se trata de una apuesta arriesgada en formato de cine -“desde el momento en que colocas una cámara entre el espectador y la escena, eso es cine”, apunta- que refleja en la pantalla “lo que pasa en la cabeza de un hombre, una pesadilla durante la madrugada que tiene un rey destronado, que se enfrenta a sus fantasmas”.

Alberto San Juan, que dirige junto a Valentín Álvarez una película protagonizada por Luis Bermejo y Willy Toledo, ha explicado que para cualquier persona supone una apuesta recuperar el relato pensado inicialmente para el teatro, “porque cuando acaba la ultima función sólo queda en el recuerdo de los que la vieron, pero el cine queda para el futuro”.

Valentín Álvarez ha subrayado la complejidad de “llevar a imágenes en narrativa cinematográfica algo que parte de un hecho escénico”, sobre todo por la estética de una cinta que supone “mostrar una realidad psicótica” y tiene una estética minimalista que también ha subrayado Willy Toledo.

El actor ha señalado que “la propuesta era no utilizar ningún tipo de elemento más allá de algún peinado, porque lo que interesaba era el texto y los personajes, más allá de la caracterización”.

Toledo ha puesto el acento en que la película se puede trasladar a la mente de cualquier persona que tiene una pesadilla en mitad de la noche y a la que “se le aparecen sus fantasmas”.

Por su parte, Alberto San Juan ha indicado que entiende que si hiciese una película dentro de 20 años sobre el actual rey “Franco probablemente apareciese, porque las personas que han sido importantes en la vida de su padre serían los mismos”.

Willy Toledo ha explicado, en este punto, que la cinta pretende ser crítica porque “cualquier ser humano con un mínimo de inteligencia sabe que la monarquía es ilegítima” y habla sobre un protagonista que “se ha visto rodeado toda su vida de personajes muy siniestros, y de la ilegitimidad pueden salir esos fantasmas”.

Una obra que tiene como base el montaje que han protagonizado durante dos años Alberto San Juan, Willy Toledo y Luis Bermejo con la historia reciente de España en torno a Juan Carlos I.

Con música de Albert Pla, Chicho Sánchez Ferlosio, Johann Sebastian Bach, Miguel Malla, Fidel Prado y Juan Costa I Casals; Luis Bermejo, Guillermo Toledo y Alberto San Juan son sus protagonistas.

 

Trailer de la pelicula

_______________

Fuente: Efe

“LA MITAD DE LOS EMIGRANTES ESPAÑOLES SE FUERON SIN CONTRATO DE TRABAJO”

Dos millones de españoles emigraron en los años 60, la mitad sin contratos de trabajo y el 80% analfabetos. El documental “El tren de la memoria” alumbra un episodio desconocido de nuestra historia reciente con demasiados paralelismos con la actualidad.

Fotograma del documental “El tren de la memoria”

Las luces se encienden y los aplausos van surgiendo poco a poco, con pausas entre una y otra palmada, hasta que el estruendo se hace con la sala. Muchas de las asistentes superan los cincuenta y los sesenta años de edad y la mayoría tienen los ojos demasiado brillantes para poder conversar entre ellas. Acaban de viajar a su pasado, a sus paisajes y a sus preocupaciones, pero también han reconocido en la vivencias de ellas y sus padres, la vida de miles de inmigrantes que hoy viven en España. Acaban de asistir a la proyección del documental “El tren de la memoria” de Marta Arribas y Ana Pérez en un acto organizado por la asociación Tertulia Feminista Les Comadres.

Este documental de hora y media, obra de dos periodistas forjadas en el programa de reportajes en profundidad Treinta Minutos de Telemadrid, hasta que la cadena cayó en la propaganda partidista, ha conseguido reconstruir un pasaje olvidado y desconocido hasta ahora, el de los emigrantes españoles que se fueron a Europa a principios de los años sesenta. Las tasas de paro crecían por día por lo que Franco prohibió el pluriempleo y muchas personas que trabajaban en varios sitios para subsistir pasaron a ser pobres. Pero Europa necesitaba mano de obra para sus factorías y el franquismo eliminar potenciales focos de conflictividad social, es decir, mucha gente que pasaba hambre en este país.

Dos millones de personas partieron, según los registros del Régimen, la mitad de ellos sin contrato de trabajo, y el 80 % analfabetos. Muchos no sabían dónde estaba en el mapa ese lugar llamado Alemania o Suecia; se desnudaron en público por primera vez en Hendaya para un examen médico en el que se sintieron “ganado, nos miraban incluso los dientes”; los que tenían menos miedo incluso llegaron a protestar, aunque nadie les entendiese, cuando llegaron a su destino y les pusieron un cartón con un número para repartirlos por las factorías. Y los que lograron formarse y entrar en contacto con los sindicatos, aprovechar la libertad para organizarse y mejorar sus condiciones a principios de los setenta. “El tren de la memoria” recupera a través de imágenes de archivos, muchas no habían sido vistas desde aquellos años o nunca, y del testimonio de aquellos inmigrantes las condiciones, los sentimientos y la vida de una generación que lo dejó todo para que los suyos estuvieran mejor, que en muchos casos nunca contaron a su entorno la soledad, los sacrificios, las humillaciones, el frío y el tremendo esfuerzo físico que conllevaba aquellas condiciones de trabajo marcadas por lamonotonía del trabajo en cadena y las horas extras acumuladas. Dos millones de personas que con sus divisas contribuyeron decisivamente a la recuperación económica de España.

Tras la proyección, se inicia un coloquio con una de sus directoras, Marta Arribas. Los asistentes, la mayoría mujeres, están aún demasido emocionadas y les cuesta hablar, pero poco a poco van alzando los brazos. No preguntan, conversan. Comparten imágenes, sentimientos, contradicciones. Mencionan a los vecinos que volvieron tras décadas como emigrantes y se compraron un piso y cómo nunca se habían planteado los sacrificios que les había costado, pero rápidamente vuelven al presente y hablan de nuestros nuevos vecinos. Porque “El tren de la memoria” trata sobre la vida de los emigrantes que se fueron a Europa, en los trenes que salían dos veces por semana hacia Francia, Suiza, los Países Bajos y, en el caso de este documental Alemania, en concreto Nuremberg. E incluso, para estas personas de edad avanzada les resulta incomprensible cómo la historia se repite de una manera tan fiel e injusta.

Periodismo Humano

Joaquim Bosch e Ignacio Escolar en conversación con Blanca Rosa Roca EL SISTEMA JUDICIAL ESTÁ EN CRISIS sábado 22 de septiembre 2018, 12.10h Sede del evento: La Alhóndiga

1540-1El antiguo portavoz de Juezas y Jueces por la Democracia, Joaquim Bosch, y el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, han unido fuerzas para denunciar que el sistema judicial está en crisis, que afecta profundamente a nuestra democracia. Su publicación conjunta, El secuestro de la justicia, es tan necesaria como lectura ya que es incisiva e informativa sobre el sistema judicial en España. Por otra parte, elogia la gran base de magistrados que han identificado y llevado abusos políticos y empresariales a tribunales superiores. Sin embargo, Bosch y Escolar critican aquellos en la cúpula judicial que han sido contaminados por una escalada sin precedentes de injerencias políticas que son especialmente peligrosas en los casos de corrupción. Los autores hablan con la editora de Roca Editorial, Blanca Rosa Roca.

 

Evento en español
Precio: €7.00 (EUR)

CULTURA: ‘LA TRAMPA DE LA DIVERSIDAD’: EL ENSAYO DE DANIEL BERNABÉ ES EL MÁS POLÉMICO DEL AÑO

El autor cuestiona las dinámicas competitivas del activismo de la izquierda

España no es un país adicto al ensayo político, pero desde la explosión social del 15M el género experimenta un subidón sostenido. Este año ha sido para ‘La trampa de la diversidad. Cómo el neoliberalismo fragmentó al identidad de la clase trabajadora’ (Akal, 2018).

Lo firma el periodista Daniel Bernabé, que ha generado un intenso debate en el que han participado voces tan distintas como Alberto Garzón (Unidos Podemos), Kiko Matamoros (Sálvame Deluxe) o Juan Soto Ivars y Esteban Hernández (El Confidencial), entre otros. ¿La tesis que defiende? Las políticas de la identidad (feminismo, animalismo, diversidad sexual…) son políticamente respetables, pero fomentan dinámicas competitivas dentro del bloque de quienes cuestionan el sistema capitalista.

'La trampa de la diversidad'. (Akal)
‘La trampa de la diversidad’. (Akal)

Se trata de un análisis matizado, que ha sido respondido con insultos personales y linchamientos en Twitter por parte de personas que no han leído el libro o manejan una página suelta sacada de contexto. Afirmar que Bernabé desprecia el feminismo, la causa gay o el ecologismo es tergiversar el libro. “Para mí estos colectivos no son culpables de nada, sino víctimas propiciatorias. Gobiernos socialdemócratas como el de Jose Luis Rodríguez Zapatero les han utilizado para encubrir su falta de políticas económicas diferentes a las del Partido Popular. Me preocupa que en tantas elecciones en todo el mundo haya que escoger entre una derecha cada vez más cercana al fascismo y un progresismo blando, que solo ofrece limosnas sociales”, denuncia.

Bernabé pone un ejemplo en carne propia. “Yo soy nieto de un represaliado republicano, que fue trabajador esclavo durante la dictadura. Con esto quiero decir que la Memoria Histórica es algo que me toca de manera personal, pero entiendo que eso no puede utilizarse para esconder otras cosas. No me parece inocente que el gobierno de Pedro Sánchez se centre en El Valle de los Caídos al mismo tiempo que evita derogar la reforma laboral. Si el PSOE quisiera, tardaría una mañana en publicar la lista de amnistiados fiscales, pero no esta dispuesto a meterse en conflictos económicos con las élites”, señala. “El otro día hablaba con una amiga comunista lesbiana de que todas las discriminaciones tienen una raíz económica. Es ridículo escuchar a Zapatero corregir a Marx, diciendo que no ha habido explotación del hombre por el hombre, sino de la mujer por el hombre. La explotación capitalista y machista comparten motivos económicos”, afirma.

Los peligros de la seducción

El ensayo disecciona cómo la derecha ha logrado aprovechar las grietas identiarias para imponer sus tesis individualistas. El ejemplo central es el ascenso de Margaret Thatcher y cómo logró dar la vuelta al adjetivo “unequal” (desigual) para recubrirlo de connotaciones positivas: “Supo transformar la desigualdad económica, algo percibido como negativo por la sociedad, en una cuestión de diferencia, de diversidad. Ya no se trataba de que fuéramos desiguales porque un sistema de clases basado en una forma económica, la capitalista, beneficiara a los propietarios de los medios de producción sobre los trabajadores, sino que ahora teníamos el derecho a ser diferentes, rebeldes, frente a un socialismo que buscaba la uniformidad. Antes la derecha no se atrevía a defender que las desigualdades eran positivas, por eso apelaba tantas veces a sus raíces cristianas. A partir de Thatcher, Reagan y la revolución neoliberal la cosa cambia por completo”, apunta.

Daniel Bernabé
Daniel Bernabé

‘La trampa de la diversidad’ también habla de la izquierda y de los límites de la seducción. “Tengo siempre muy presentes los casos de Bill Clinton y Tony Blair, políticos que ganaron porque sucumbieron al impulso de dar todo lo que les pedían sus asesores, desfigurando los programas clásicos de la izquierda. En el libro pongo ejemplos sacados del documental ‘El siglo del yo’, de Adam Curtis. Los sistemas de análisis de encuestas a gran escala hacen que se imponga la opinión general, que suele ser una opinión de clase media. Ahí se crea ‘el mito del centro’ y la izquierda se acerca tanto que pierde su esencia, cae arrebatada por esas inercias. Eso le pasó también a Podemos en su época de mayor ascenso y alegría. También le ha ocurrido al activismo”, recuerda.

Bernabé añade que “es llamativo que asciendan las políticas de la identidad cuando todos somos cada vez más iguales, clase media aspiracional que se viste parecido, ve las mismas series y se encuentra comprando velas perfumadas en Zara Home. Ya ni siquiera hay contraculturas juveniles. Esa uniformidad crea una gran angustia y hace que intentemos destacar nuestras diferencias. En el debate político, cada vez más parecido a un mercado, este proceso tiene efectos desastrosos para articular una lucha común”.

La técnica de la avestruz

El texto es un intento clásico de analizar el campo de batalla político. “Desde la socialdemocracia hasta las casas “okupa”, la izquierda ha manejado unas respuestas que no están a la altura. Muchas de las tesis identitarias de la izquierda se han vuelto indefendibles en la calle, pero la ultraderecha cada vez tiene más fácil comunicarse con la gente de los barrios pobres. Por ejemplo, tengo un amigo punk cuyo mayor miedo es que los islamistas pongan un velo a su hija. Cuando la derecha conecta mejor con un punk que la izquierda es que algo falla. También me viene a la cabeza el libro feminista ‘Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes’, donde se ponen ejemplos de mujeres inspiradoras, incluyendo a Margaret Thatcher. No parece mala idea, aunque fomenta demasiado el concepto de competitividad o meritocracia. Me preocupa que no haya habido escándalo por la aparición de Thatcher porque demuestra que muchas activistas y feministas no se toman tan en serio la interseccionalidad, por lo menos por el flanco de clase”, lamenta.

El ensayo no atiende solo a las guerras culturales, sino que hace inventario de lo que ya no se debate. “Si te fijas, la izquierda ha perdido la capacidad de hablar sobre la deuda externa, incluso después de la debacle de Grecia. No hubo un gran cónclave de los líderes de la izquierda europea. Sin embargo, somos capaces de tirarnos una semana discutiendo sobre los trajes de una cabalgata de reyes. A mí me suena a técnica del avestruz. Lo mismo pasó con el conflicto de Cataluña, donde en vez de jugar un partido la izquierda le dio una patada al balón para mandarlo lejos”, apunta.

¿Cómo hemos llegado a este punto? En gran parte, por un cambio en los estilos de vida. “Era mucho más sencillo militar antes, cuando no cambiabas tanto de trabajo, ni de pareja, ni de barrio. Ahora la vida es más voluble y la implicación política también. Las personas implicadas en el activismo son cada vez más individualistas. Si te fijas en Estados Unidos, cada militante destaca en redes sociales su nombre, su foto y la causa que defiende. Antes un militante estaba afiliado a un partido que no defendía una sola causa, sino una mejora general de la situación de la clase trabajadora. Los activistas se han convertido casi en un producto especializado”. El libro cita una entrevista de Iñigo Errejón en un medio argentino donde compara la política con un producto y justifica el bajón de respaldo de Podemos en que “ha dejado de producir felicidad” en quien lo compraba. “En ese terreno de juego es muy complicado ganar. Nunca vas a ser mejor producto que Albert Rivera o Pablo Casado”, señala.

La diversidad como ‘consenso’

Bernabé explica los peligros de las figuras carismáticas. “Me da igual que sea un diputado, una estrella del espectáculo o del periodismo. Son personas a las que adoran multitudes, pero un día ponen una coma en el sitio equivocado y les tachan de ‘traidores’ y cosas por el estilo. Es un espíritu de época: recuerdo que en el 15M mostraban unos gráficos para comparar programas políticos y ver cuál encajaba mejor contigo. Pensando en eso, me parece importante entender que la política no debería ser un producto con el que identificarse, sino un esfuerzo común. Exige implicarnos en la asociación de vecinos, el sindicato y otras formas de apoyo mutuo. Cierto que el sindicalismo actual no funciona como debería, pero sigue teniendo sentido en un mundo tan desigual como el que padecemos”, señala.

El libro también utiliza el caso de la pintora mexicana Frida Kahlo, un icono feminista que ha sido despojado de sus posiciones políticas comunistas. El ‘lavado’ comenzó con el feminismo estadounidense en los años ochenta y ha llegado al punto de que Theresa May, primera ministra británica y líder de los tories, apareció en una importante conferencia en octubre de 2017 con un brazalete adornado con reproducciones de cuadros de la pintora. “Que May o sus asesores de imagen se atrevieran a tal grado de contradicción demuestra la dramática transformación la Kahlo real a la Kahlo como objeto de consumo identitario. La almendra de ese acto fue la defensa del libro mercado, pero recubierto con términos como ‘revolución tranquila’. El gobierno de May ha destacado por sus políticas agresivas contra los inmigrantes, incluyendo algún escándalo respecto a deportaciones, pero habla de sociedad abierta, que celebra la diversidad”, denuncia. Por decirlo en una frase, el actual consenso político se forja en torno a la ‘diversidad’ en vez de a la ‘igualdad’ o la ‘justicia social’. Y eso nunca puede ser buena noticia para la izquierda.

El confidencial

PRESENTADO EN EL CAUM EL LIBRO “RÁFAGAS Y RETAZOS DEL PCE(M-L) Y EL FRAP” DE RAÚL MARCO

27 de junio de2018. Ayer se presentó en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid (CAUM), en el Aula Literaria “poeta Carlos Álvarez” el esperado libro “Ráfagas y retazos del PCE(m-l) y del FRAP” de nuestro camarada Raúl Marco que ha editado Aurora 17.

Con el aforo al completo, inició el acto el poeta y escritor José Luis Esparcia señalando la ausencia del poeta internacional y comunista (y amigo personal de Raúl) Carlos Álvarez, que iba a estar presente y debido a su internamiento en un hospital, no fue posible.

Esparcia resaltó “…que es un libro que aporta muchas cosas a quien se interese por el desarrollo de la política española de los últimos cincuenta años”. Tras hacer una breve semblanza de su relación como militante del PCE con el PCE(m-l) y del nacimiento, también en el año 1964, del CAUM del que formó parte “en un año muy fructífero para la sociedad española” comentó como fue invitado por el Gobierno de la República Popular de Albania, a sugerencia del PCE(m-l) y la Asociación de Amistad hispano albanesa, y su experiencia por el país de las águilas que reflejó en varios artículos publicados en diversos medios españoles.

Presentó a los ponentes con una breve reseña de su biografía y a continuación dio la palabra a nuestro camarada Carlos Hermida, historiador y profesor de la Facultad de Ciencias de la Información d la UCM que comenzó diciendo que había “tres razones fundamentales para leer este libro”.

La primera razón es que “este libro cubre una página de la lucha antifranquista” concretamente “la página que escribió el Partido Comunista de España (marxista-leninista) y el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota”. Que todo lo publicado sobre ambas organizaciones “…está lleno de inexactitudes” y hay otra parte “que está llena de tergiversaciones y mentiras…” y que ahora tenemos una historia “escrita desde dentro, por un protagonista, y protagonista fundamental” ya que Raúl Marco “fue fundador” y dirigente “de ambas organizaciones”. Partiendo de la fundación del PCE(m-l) y el contexto histórico en que se produjo resalta Hermida como en el libro, de forma documentada y profunda, el autor aborda la ruptura con el PCE carrillista; la lucha contra el franquismo; las dificultades que se encontró la organización desde su nacimiento; el paso a la lucha armada; las luchas internas y contra el revisionismo; el movimiento comunista internacional; la liquidación del Partido en el año 1991 o su refundación. Tambien “hay momentos emotivos cuando se habla de la muerte de Elena Ódena o los últimos fusilamientos” del franquismo el 27 de septiembre de 1975.

La segunda razón, según Hermida, es que el libro desmonta algunos mitos: El mito del terrorismo. Frente a la violencia estructural y terrorista del franquismo la necesaria llamada a la resistencia popular y la lucha armada revolucionaria. Los terroristas no eran los militantes del PCE(m-l) y el FRAP, que eran luchadores republicanos, comunistas, antifascistas, antifranquistas “que tuvieron el valor de enfrentarse al fascismo”; si no la dictadura franquista que practicaba el terrorismo a diario con sus leyes, policía, ejército golpista, represión y fusilamientos. “Frente al fascismo todas las formas de lucha son legítimas”. El mito de la Transición, nos la vendieron como pacífica, democrática y modélica. El libro demuestra que lejos de ser pacífica costó a las clases populares mas de trescientas víctimas en asesinatos cometidos por la extrema derecha y los cuerpos policiales; no fue democrática porque no hubo un referéndum para elegir entre monarquía o república y no fue modélica porque fue una maniobra, una operación política de las clases dominantes del franquismo, con el beneplácito de EEUU y la complicidad de una izquierda claudicante, para seguir perpetuando su poder. Y, “el único partido que denunció aquella maniobra, firme y contundente, fue el Partido Comunista de España (marxista-leninista)”. “Este libro contribuye a desmontar esos mitos…”. Y la tercera razón que expuso Hermida es como refleja el libro que, “al igual que el siglo XIX y XX, en el XXI”, pese a que las clases dominantes y el capitalismo mundial quieran hacernos ver lo contrario, “la principal contradicción es entre el capital y el trabajo…” y que el Partido Comunista “es fundamental para superar al capitalismo y traer el socialismo”.

Seguidamente y visiblemente emocionado, intervino Raúl Marco. Explicó lo mucho que le costó ponerse y terminar el libro y que lo hizo ante las peticiones de sus camaradas y también de los camaradas de los partidos hermanos de Ecuador y Turquía que estimaron que debía hacerlo. Aclaró porque nunca el PCE(m-l) fue “pro-chino” o maoísta como siempre le han tildado sus enemigos ya que desde su fundación mostraron serias diferencias con los chinos -que les comunicaban de forma interna- con los que rompieron oficialmente cuando el gobierno chino estableció relaciones diplomáticas con la dictadura.

Explica como en la “modélica transición” en un programa de gran audiencia televisiva como era Informe Semanal, se trató de desprestigiar al PCE(m-l) y al FRAP queriendo involucrarles en el atentado que organizó la policía, con mercenarios contratados exprofeso, contra Antonio Cubillo, líder del Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC). “Yo conocí a Cubillo en Argelia y nos unía una amistad” señala Raúl y de cómo el PCE(m-l) pidió una rectificación y aclaraciones al Ministerio de Gobernación que nunca hizo. Tambien aclaró los intentos, que aun persisten, de mezclar FRAP y GRAPO, cuando “son dos cosas completamente distintas” y antagónicas. Explica el nacimiento del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, la implicación de distintas fuerzas y organizaciones, entre ellas la dirigida por el gran socialista Julio Álvarez del Vayo –presidente del FRAP- y de cómo, aun hoy, se quiere criminalizar a quienes estuvieron en sus filas como “terroristas”. Se emocionó al hablar de Elena Ódena “luchadora infatigable, mujer ejemplar” fundadora con él del Partido, además de ser su compañera durante mas de dos décadas. Explica por que añade un escrito del sociólogo Nills Andersson y un anexo de un artículo publicado en El País que hablan del derrumbe del campo socialista y de la Unión Soviética, que pueden dar una perspectiva y explicación de porqué ocurrieron los hechos que desde el campo comunista no se supo ver ni prever. Hizo un repaso de cómo el Partido siempre ha mantenido en alto la lucha ideológica a nivel nacional e internacional y puso el ejemplo, del que habla su libro, de las diferencias con los camaradas del Partido del Trabajo de Albania, siempre en un ambiente sincero y con camaradería como corresponde entre partidos hermanos. Relacionado con esto habló de la situación que se creó con los albaneses a raíz del “suicidio” de Memet Sehu de cuyo hecho nunca dieron explicaciones satisfactorias. Terminó diciendo que ha escrito el libro tras sesenta y dos años de militancia comunista y (con ironía) “que  toca a mas de ocho páginas por año, lo que no está mal”.

La presentación finalizó con una ronda de intervenciones del público moderados por la camarada Lola Val y la firma de ejemplares por parte de Raúl Marco.

Fuente: PCE(m-l)