COMUNICADO CONTRA EL COMISIONADO DE LA CONCORDIA

FOTO MEMORIA HISTORICA

Los colectivos abajo firmantes rechazamos rotundamente el Comisionado de la Concordia por entender que es un caballo de Troya con el que la Junta de Andalucía, gobernada por Partido Popular y Ciudadanos, bajo el chantaje de la ultraderecha, pretende poner en marcha políticas de contramemoria.

También rechazamos la decisión de cambiar la Dirección General de Memoria Democrática por el Comisionado de la Concordia, en un claro intento de rebajar la categoría de este organismo y menospreciar las legítimas demandas de las víctimas que, desde hace 40 años, vienen reclamando verdad, justicia y reparación.

Consideramos una provocación a las víctimas del franquismo que la Comisión de la Memoria Histórica  sea presidida por una nostálgica de la dictadura, como Ana Gil Román, y advertimos que nos opondremos, con todas nuestras fuerzas, a la derogación de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía. Una ley en la que participó todo el movimiento memorialista y fue aprobada con el máximo consenso, sin ningún voto en contra.

Nos opondremos frontalmente a una política de equidistancia que intente manipular el relato del golpe de estado, la guerra civil y la dictadura, equiparando a víctimas y verdugos. Sólo aceptamos una memoria democrática que denuncie y condene el golpe fascista de 1936 contra la legalidad de la II República.

Por tanto, exigimos al Partido Popular y a Ciudadanos que respeten la memoria de los 45.000 andaluces que aún están desaparecidos en fosas comunes y de los que sufrieron la represión franquista en sus diversas formas: presos, exiliados e incautados, que supuso una violación masiva de los derechos humanos

Asimismo recordamos que no puede existir concordia mientras no sean reconocidos e investigados los crímenes del franquismo. Es decir, con impunidad jamás habrá concordia.

Hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para que se adhiera a este comunicado.

Correo para enviar adhesiones:

verdadjusticiareparacion.gr@gmail.com

Firman este comunicado:

Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación.

Asociación Nuestra Memoria de Sevilla

Foro de la Memoria de Córdoba.

Asociación Guerra y Exilio de Andalucía

Asociación Sevillana Verdad, Justicia y Reparación.

Asociación Amical de Mauthausen.

Asociación por la Memoria Democrática de San Fernando (Cádiz).

Asociación por la Memoria Histórica PTA-JGR.

Asociación de Memoria Histórica del Zenete y Guadix.

Unidad Cívica Andaluza por la Republica.

Asociación de Memoria Histórica Semillas de Libertad.

Anuncios

Comunicado de la Federación Republicanos ANTE EL INTENTO GOLPISTA EN VENEZUELA

logo rpsLa FEDERACIÓN REPUBLICANOS condena el intento de golpe de estado que se está llevando a cabo en Venezuela por parte del dirigente Juan Guaidó, quien se ha autoproclamado presidente interino del país, en un acto absolutamente ilegal e ilegítimo. Guaidó representa los intereses de una oligarquía que, mediante un acto de fuerza, pretende conseguir lo que no ha obtenido en las urnas.

Independientemente de la consideración que nos merezca el gobierno de Nicolás Maduro, es preciso tener siempre presente que el presidente venezolano desempeña su cargo por haber resultado vencedor en un proceso electoral. La oposición al actual presidente muestra su carácter fascista al recurrir a la violencia callejera para conseguir un poder que no ha podido alcanzar en las elecciones.

Desde que Hugo Chávez inició el proceso de revolución bolivariana, la oligarquía venezolana intentó desestabilizar el régimen, como en su momento hizo la oligarquía chilena con el presidente Salvador Allende. Actos terroristas, desabastecimiento premeditado de alimentos y campañas de desprestigio internacional han sido medios orquestados por dicha oligarquía para acabar con un régimen que logró importantes conquistas sociales.

Detrás de la actual intentona golpista está, como en tantas ocasiones, el imperialismo de Estados Unidos, que lleva dos siglos saqueando las riquezas de América Latina, apoyando regímenes dictatoriales y derribando gobiernos que han  contado con apoyo popular. El bloqueo económico de Cuba es una buena muestra de ello.

La Federación Republicanos denuncia la actitud de los dirigentes de VOX, Ciudadanos y el Partido Popular, que desde el primer momento se han colocado a favor de los golpistas. Estos individuos, que presumen de demócratas y constitucionalistas, no tienen ninguna autoridad moral para invocar la democracia frente a los independentistas catalanes mientras apoyan en Venezuela a unas fuerzas de oposición que no dudan en  burlar la legalidad y practicar el terrorismo.

Los principales medios de comunicación españoles y los gobiernos del Partido Popular y del PSOE han mostrado en los últimos años  un odio visceral hacia Venezuela y, en este sentido, son también responsables de lo que ahora sucede en ese país.

Nuestro partido se solidariza con el pueblo de Venezuela, anima a los sectores populares del país hermano a emplear todos los medios de lucha para derrotar a los golpistas  y hace un llamamiento a todas las organizaciones de izquierda españolas a que muestren de forma contundente su rechazo al intento golpe de estado, exigiendo al gobierno de Pedro Sánchez que apoye de manera inequívoca la legalidad en Venezuela, representada por el gobierno de Nicolás Maduro.

¡Fuera de Venezuela las garras del imperialismo yanqui!

¡Solidaridad con el pueblo venezolano!

24 de enero de 2019

Comisión Permanente de Republicanos

federacion.republicanos.info – federación@republicanos.info

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DE LA LIBERTAD RELIGIOSA

Resultado de imagen de el diablillo de segovia

Ante la decisión, por parte del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Segovia, de dirimir sobre  si se coloca o no la estatua del diablillo en la cuesta de San Juan, por lo tanto, decidir si la idea del Ayuntamiento sigue adelante o si por el contrario la obra representa un “ataque al sentimiento religioso”como alega una asociación segoviana ultra de nuevo cuño, el CRAM expone lo siguiente.

La figura del diablo, en sus diferentes formas y nombres, es muy anterior al cristianismo, de hecho, éste lo heredera de otras religiones y culturas y lo adopta a su doctrina e iconografía. Es una figura común a la gran mayoría de religiones y culturas del mundo.

Dentro de la cultura popular e incluso religiosa, en España, la figura del diablo es representada continuamente en cientos de obras artísticas, actos y celebraciones de todo tipo. En  Segovia, por ejemplo, son conocidas las diferentes representaciones del diablo en sus iglesias románicas de la capital y la provincia, o la celebración, todos los 23 de Agosto, en Sepúlveda, de la festividad de Los diablillos. Celebración, esta última, que, curiosamente, ha sido declarada recientemente como Manifestación Tradicional de Interés Cultural Provincial, con el apoyo de todo tipo de instituciones civiles y religiosas.

Qué decir de la celebración de los carnavales, donde la figura del diablo es central conescenificaciones, disfraces, charangas o carteles. ¿Pedirá esta asociación la prohibición de los Carnavales como durante el franquismo?

Como muy bien decía Luis Peñalosa el pasado Noviembre, a propósito de este asunto, en este artículo http://www.iusegovia.org/los-prejuicios-los-carga-el-diablo-por-luis-penalosa/?fbclid=IwAR2bo-XXztaj9vSlgQd3OkESCmt7K2ThuIVZtXQqKe9n-LEdfhItgVESZr8: “…los segovianos no creyentes, que somos muchos, damos permanentes muestras de respeto y paciencia ante las innumerables muestras de fervor religioso que, con tanta frecuencia, ocupan nuestros espacios y monumentos públicos, como para que el Obispo de la Diócesis, o algunos de sus correligionarios, pretendan hacerse víctimas de acoso a sus creencias, como ocurre ahora con motivo de la colocación de un diablillo jocoso, como reclamo turístico, en las proximidades del acueducto. Se trata de recordar la popular leyenda, tan inconsistente, para mí, como tantas otras que se sustentan en tradiciones religiosas.”

El caso de Segovia y su diablillo no es un caso aislado y se suma a la oleada de denuncias “contra los sentimientos religiosos” de la ultraderecha católica española con el objetivo de atacar los principios más básicos de la libertad de expresión y libertad religiosa: el caso de La Cofradía del Coño Insumiso de Sevilla, el caso de Willy Toledo, el caso de la comparsa Hontzak en Bilbao, el caso del joven de Jaén multado por poner su cara en una foto de Jesucristo o el caso del cartel del Carnaval de A Coruña, son sólo los más conocidos de entre las decenas de casos en toda España.

Cuando hablamos del auge de la extrema derecha en España no se escapa que ésta se aglutina, fundamentalmente,en torno al discurso de la ultraderecha religiosa de la Conferencia Episcopal, sus medios de comunicación y sus instituciones educativas.

Siendo graves, estas situaciones no son más que la punta de iceberg de los privilegios, en este caso legales, que la iglesia, en especial la católica, posee en España, derivados  de la falta de división real entre la Iglesia y el Estado (principio básico de cualquier democracia) heredada del periodo de la Transición y apuntalada durante  estos 40 años por el vergonzante e incumplido (autofinanciación) acuerdo con el Vaticano de 1.979.

¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando nuestros alcaldes se postran ante San Roque cada año? ¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando nuestra patrona se pasea bajo palio con las armas de nuestros cadetes? ¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando todos los años dedicamos miles de millones a la iglesia por el mero hecho de existir? ¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando la iglesia ha expoliado y expolia nuestro patrimonio impunemente? ¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando la iglesia posee privilegios fiscales de todo tipo? ¿A quién le puede sorprender lo del diablillo cuando el falangista abad del Valle de Los Caídos impide la exhumación de Franco y demiles asesinados por él?

Es necesario romper con este círculo vicioso derogando ese acuerdo y que, de una vez por todas, el estado español se convierta en una institución laica, sin vinculación con ninguna confesión religiosa. Esta situación sólo se podrá conseguir a través de la vía republicana.

ColectivoRepublicano Antonio Machado.

SOBRE LAS ELECCIONES ANDALUZAS, COMUNICADO DE FED. DE REPUBLICANOS

2017071215849_Madrid

Los resultados electorales en Andalucía son muy significativos. El social-liberalismo del PSOE se derrumba y dejará de gobernar después de 36 años, se hunde el “ciudadanismo” de Adelante Andalucía, las fuerzas reaccionarias obtienen en conjunto la mayoría de los diputados, irrumpe en el parlamento el franquista Vox  y… gana la abstención (41,35%, más de 5 puntos respecto a 2015).

Venimos diciendo desde que la crisis hiciera presa en los sectores populares que si su descontento no se canaliza por la izquierda, por una senda revolucionaria, lo haría por la extrema derecha.

Con motivo de los resultados electorales de las generales de junio de 2016, señalábamos, explicando la pérdida de más de un millón de votos por Unidos Podemos, que esa era “una unidad por arriba, desligada de los sectores populares a quienes dicen representar pero que desatiende; un proyecto político confeccionado sobre la base de renuncias a cuestiones estratégicas (…) y de sometimiento al régimen y con un exclusivo criterio de cálculo electoral; que habla de sonrisas y no de POLÍTICA. Con estas premisas quedaba imposibilitada como alternativa política que generase ilusión, rompiese la indiferencia y el abstencionismo y movilizara al electorado; que agrupase en torno a ella a los distintos sectores populares”; que “buena parte del electorado ha tomado buena nota y sacado la conclusión de que no había ninguna alternativa política que pudiera defender sus intereses, ayudar a solucionar sus problemas y mejorar sus vidas”, al que “tampoco les han pasado desapercibidos los meses después del 20 D, donde los nuevos actores y caras se han mostrado muy parecidos a los viejos partidos de la “casta”, pensando solo en sillones y gobiernos”.

Estos hechos, que se repiten desde entonces, amén de las políticas del PSOE, ha provocado la desmovilización del electorado de izquierdas que se ha traducido en esa alta abstención y, también, en un trasiego de votos a Vox, como pasara con el Frente Nacional de Le Pen.

Y es que las esperanzas depositadas por cientos de miles de personas en Podemos (y el ciudadanismo en general) se han roto por su política reformista que, en la actual situación económica, no es posible mejore sus condiciones de vida ni elimine su miseria, pobreza y desesperación, generando una frustración que les empuja a los brazos del fascismo.

Hay otros factores que explican el avance del fascismo, como el terreno abonado por la dramática situación social que viven millones de nuestros conciudadanos; el abandono durante lustros de las clases y sectores populares por las fuerzas de izquierda (la responsabilidad aquí de la izquierda institucional es muy grande); la deriva antidemocrática del régimen con su restricción de derechos y libertades que siempre han sido la antesala de la extrema derecha; la impunidad con que operan las organizaciones fascistas; el papel archirreaccionario del estado en la cuestión catalana, con los partidos del régimen (incluido el PSOE) a la cabeza, pasando por la judicatura y llegando hasta el Rey, que ha jaleado la represión y al rancio nacionalismo españolista (espoleado también por elementos y sectores de fuerzas de izquierda), en un marco político y jurídico constitucional, el del 78, que lleva en sus entrañas el germen de la bestia fascista; o el papel, igual de reaccionario, de los grandes medios de comunicación. No nos olvidamos de la utilización irresponsable, en campaña, que de Vox ha hecho el PSOE para dividir a la derecha.

Así las cosas, ¿alguien puede sorprenderse del auge de Vox y su presencia en el arco parlamentario andaluz? Lo que ha ocurrido en Andalucía no es algo circunstancial ni local, tendrá su traslado al panorama político-institucional español. Por otro lado, Vox no es sino el reflejo de la fragmentación de una vetusta y carca derecha incapaz de frenar el descrédito y deterioro de un régimen que hace aguas; nace de la situación de asfixia del mismo, y evidencia, como el conjunto de los resultados electorales, la agudización de la lucha de clases que se traslada al plano político y que se caracteriza por una polarización política.

Porque al tiempo que ocurre esto se está activando y tomando rápidamente fuerza un movimiento rupturista, republicano, expresado en el desarrollo  de las consultas republicanas en ciudades, barrios y universidades, movimiento que debemos ayudar a que tome un cuerpo organizativo para garantizar su continuidad y la lucha por la República.

Frente al avance del fascismo lo que toca es la unidad de la izquierda (política y social), la unidad de las fuerzas antifascistas, democráticas y progresistas. Pero no vale cualquier unidad, no puede ser la unidad que hemos visto en el ciudadanismo, no solo estéril sino contraproducente. Necesitamos una unidad que ponga en jaque a la monarquía (que alimenta al fascismo), una unidad sobre unas bases de ruptura con la Constitución del 78 y de lucha sin cuartel por una alternativa política estatal, por la III república, etc. En definitiva, una unidad basada en el programa de 8 puntos recogido en el manifiesto republicano del 19 de junio de 2016, que debiera ser asumido de verdad, sin ambigüedades ni medias tintas, para trasladarlo a la práctica política cotidiana, a las instituciones, a la calle, a los barrios y centros de trabajo y estudio. Necesitamos una unidad de la izquierda que construya y galvanice la unidad popular como espacio de lucha política organizada de los sectores más conscientes de las clases trabajadoras y populares.

Solo podremos hacer frente al fascismo desde la lucha y organización popular, que tenga por eje la consecución de un nuevo marco político que elimine sus bases económicas, sociales y políticas: la III República.

Saludamos con alegría las masivas manifestaciones antifascistas que hoy se están celebrando en Sevilla, Granada y Málaga, y hacemos un llamamiento a participar masivamente en la manifestación del 6 de diciembre en Madrid para que sea un grito y aldabonazo contra el fascismo.

¡Frente al fascismo, unidad antifascista y de la izquierda!

¡Frente al fascismo, unidad popular!

¡Frente al fascismo, vástago de la monarquía, III República!

Madrid, 3 de diciembre de 2018

Comisión Permanente de la Federación Republicanos

SOBRE LAS ELECCIONES ANDALUZAS, comunicado de Fed. de Republicanos

COMUNICADO: LA MUERTE DEL DICTADOR NO SIGNIFICÓ EL FIN DEL FRANQUISMO

El 20 de noviembre de 1975 el dictador y genocida Franco moría tranquilamente en la cama. Pero previamente había dejado todo “atado y bien atado”, en lo relativo a su sucesión como Jefe de Estado en la persona de Juan Carlos I. De la noche a la mañana los franquistas de todo pelaje y condición se volvieron demócratas para seguir con cargos y prebendas en la nueva monarquía, sin dar muestra de arrepentimiento de su pasado, ni de avergonzarse del mismo.

A pesar del tiempo transcurrido lo esencial no ha cambiado. Los mismos poderes fácticos de antaño siguen dominando la vida del pueblo español. Ahí tenemos el bochornoso caso del Supremo que con la sentencia en el caso de las hipotecas ha fallado a favor de los bancos, demostrando de qué lado está la Justicia del reino de España; los incontables casos de corrupción que salpican hasta la misma Casa Real; la persecución de sindicalistas, twitteros y artistas por manifestar su opinión; las sumas ingentes que sigue recibiendo la Iglesia Católica del bolsillo de todos los españoles; la persecución y demonización del pueblo catalán por querer expresar libremente su opinión; la impunidad del fascismo. Todo ello con el beneplácito de los partidos dinásticos, que dedican todos sus esfuerzos en proteger a la monarquía borbónica.

La lista podría ser más larga, pero para ello se puede recurrir a las hemerotecas. Lo importante es recalcar que por mucho que la monarquía y sus lacayos insistan en defender lo indefendible, el régimen surgido de la Transición es un vertedero insoportable que destila pestilencia por los cuatro costados. A pesar de todo ello los partidos surgidos de la Transición, como los que venían a acabar con el bipartidismo, se afanan en sostener un régimen caduco, cada vez más reaccionario e insufrible para el pueblo, qué tiene que soportar los vaivenes antipopulares de los distintos gobiernos que actúan a sus espaldas.

Vivimos unos momentos donde el fascismo está en auge en el mundo y en Europa, donde las fuerzas fascistas se abren paso hasta llegar a parlamentos y gobiernos, donde las fuerzas fascistas en nuestro país se envalentonan y actúan con una impunidad que las alimenta. Debemos tener claro que solo se le puede hacer frente desde la lucha y organización popular, que tenga por eje la consecución de un nuevo marco político que elimine las bases económicas, sociales y políticas del fascismo: la III República. Por ello es hora de despertar, de tomar las riendas del destino en nuestras manos, de  organizarnos, de prepararnos para poder derribar este régimen corrupto. Pero esto no vendrá caído del cielo, solo mediante la organización popular en todos los centros de trabajo, universidades, barrios, etc., será posible acabar con esta situación.

A pesar de todo, el pueblo se está cansado de imposiciones, se sacude el letargo, y vemos cómo barrios y pueblos de Madrid han convocado y van a convocar consultas sobre el modelo de estado, cómo estas consultas se extienden a distintas universidades donde estudiantes, profesores y trabajadores de las mismas hacen llamamientos a su organización. Lo anterior no debe ser el fin, sino una tarea en torno a la cual vayamos creando tejido social y organización popular, deber ser el inicio de un ciclo que lleve al pueblo a ser el verdadero destinatario de un futuro que le fue arrebatado, primero por el 18 de julio y, después, por una Transición engañosa que legitimó el golpe de estado.

¡¡¡Frente al fascismo, unidad y organización popular!!!

¡¡¡Frente al fascismo, III República!!!

¡¡¡Abajo la Monarquía heredera del fascismo franquista!!!

Segovia, noviembre de 2018

FED. DE REPUBLICANOS: SOBRE LA DECISIÓN DEL TRIBUNAL SUPREMO

Gana la banca. Se quedaron con los más de 40.000 millones de euros que el erario (nuestros bolsillos) les prestó por la crisis hipotecaria y que los gobiernos no le han obligado a devolver, y hoy el Tribunal Supremo ha hablado y puesto del lado de esa banca y en contra del pueblo. En este régimen siempre gana la banca y el gran capital.


Sábado 10 a las 18:00 hrs
CONCENTRACIÓN
Frente al Tribunal Supremo


Aquella su sentencia que obligaba a los bancos a pagar el impuesto de las escrituras de las hipotecas duró un suspiro. Hoy el poder judicial, uno de los poderes de este régimen de Monarquía parlamentaria, ha decidido que el impuesto de actos jurídicos documentados de la escritura de las hipotecas lo tienen que pagar los ciudadanos. Esta es la justicia del reino de España: El poder judicial es injusto con las clases populares y las agrede, unas clases ya golpeadas por la crisis, con altas tasas de paro, de precariedad y de salarios que condenan al 15 % de los trabajadores a la pobreza, incapaces de hacer frente al pago de una hipoteca o un alquiler al alza. Y es injusto porque, como ha quedado manifiesto, su voluntad es la de los magnates y la banca, la misma que nos quita nuestros pisos y casas con las sentencias de desahucios de los juzgados a partir de leyes que fabrica el parlamento monárquico.

Los distintos gobiernos de la Monarquía llevan décadas promoviendo la vivienda en propiedad, para que la banca obtenga grandes beneficios, a través de préstamos, desgravaciones fiscales y de no asegurar una oferta apropiada y asequible de vivienda de alquiler (España tiene uno de los niveles más altos de la Unión Europea, el 85 por ciento, y apenas el 2 por ciento de la oferta total de vivienda está reservada para la vivienda pública o de alquiler subsidiado). Apenas hace cuatro años el Parlamento (con la oposición de la izquierda institucional) echaba por tierra la ILP de dación en pago. El pasado año fueron desahuciadas 22.300 familias. Con la entrada en vigor en 2016 del plazo establecido por la nueva ley de arrendamientos urbanos, se han disparado los precios de los alquileres y los desahucios de inquilinos. ¡Y ahora esto!

Si algo bueno tiene esta decisión es que es harto ilustrativa. Queda claro que los distintos poderes del Estado y el régimen en su conjunto no solo son incapaces de resolver el problema habitacional sino que lo agravan. No son parte de la solución, sino parte del problema. La solución solo puede venir de la mano de un nuevo régimen político, de una III República, con nuevas leyes, gobierno y justicia que representen y estén al servicio de las clases trabajadoras, de la mayoría social, del pueblo, donde la banca sea pública (para ayudar, no para robar, al ciudadano) y las hasta ahora clases dominantes pasen a ser dominadas.

En el recorrido del camino hacia ese objetivo debemos trabajar por la dación en pago, la paralización de los desahucios, la cesión a los Ayuntamientos de las viviendas que los bancos tienen en stock, para que sean ocupadas por familias desahuciadas mediante un alquiler social, el aumento del IBI municipal a la casa sin habitar y segundas viviendas,  la promoción y desarrollo de un parque público de viviendas en alquiler, asequibles a personas y familias (10% del salario), etc.

6 de noviembre de 2018

Comisión Permanente de Federación de Republicanos