El Gobierno vuelve enviar tropas al exterior sin la autorización del Congreso

5a5d01d55292d

El Gobierno español ha vuelto a enviar tropas al exterior sin la autorización del Congreso de los Diputados, saltándose la Ley de Defensa Nacional que obliga a que cualquier despliegue de este tipo sea ratificado por las Cortes. La primera vez que hubo constancia de ello fue cuando el ex ministro de Exteriores José Manuel García Margallo reconoció que España había enviado un contingente de combate a la frontera rusa para evitar que Letonia reconociese la independencia de Catalunya.

La segunda se ha producido este lunes. Militares y vehículos de combate han comenzado a trasladarse a Mali con el objetivo de ampliar la misión española en este país, que pasará de 140 a 280 efectivos, que fue aprobada el pasado mes por el Gobierno pero que está pendiente de la autorización del Parlamento, prevista para finales de enero.

El visto bueno del Ejecutivo de Mariano Rajoy ocurrió el pasado 22 de diciembre, momento en el que se trasladó al Parlamento para su ratificación. La petición del Gobierno expresa la necesidad de incrementar el número de efectivos en la misión de entrenamiento en Mali de la UE hasta un máximo de 292 efectivos. A pesar de que esta ratificación no se ha producido, María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, ha enviado ya a las tropas.

Prisas para tomar el mando de la misión

No era previsible que el Congreso denegara al Gobierno la autorización para el envío de tropas a Mali. Lo que queda patente con la actuación de Cospedal es la disposición del Gobierno a saltarse la ley del Gobierno en caso de necesidad. Aunque a diferencia del contingente desplegado en Letonia, de cuyo envío no se informó al Parlamento para evitar cualquier debate político al respecto, en el caso de Mali la razón para inclumplir la ley ha sido mucho más nimia.

El motivo de que Cospedal no haya esperado a la autorización del Congreso es que España debía tomar el mando de la misión internacional en el país (y por tanto, desplegar el mayor contingente sobre el terreno) el próximo 31 de enero. Ese día el general español relevará al general de brigada belga, Bart Laurent. Esperando al debate parlamentario no se habría podido completar a tiempo el despliegue, que incluye 15 vehículos blindados Lince y tres RG-31. Los militares españoles que refuerzan la misión ocuparán muchos puestos que dejarán los belgas.

http://www.publico.es/politica/gobierno-vuelve-enviar-tropas-exterior-autorizacion-congreso.html

Anuncios