PODEMOS sigue queriendo hacer la “revolución” con el PSOE

Iglesias-y-Domenech-620x330

Esta vez el escenario es Catalunya. Pablo Iglesias participó ayer en un mitin junto al candidato de Catalunya en Comú para las elecciones del 21-D. Su comparecencia se realizó en Tarragona, y allí, huyendo de la épica que le caracterizó en sus inicios, volvió a apelar al PSC y también a ERC preguntándoles: “¿El 22 de diciembre qué”?

Pablo Iglesias sigue sin enterarse —porque no quiere— que el PSOE y, por ende, también el PSC son partidos neoliberales. Las políticas económicas son la mejor referencia para saber qué partido es de izquierdas o de derechas. Y las del PSOE siempre han favorecido a las élites en detrimento de la clase obrera. ¿Alguna duda al respecto?

Estos partidos nunca han tenido ningún problema en gobernar con la derecha, porque realmente a ella pertenecen y en ella se sienten muy gratificados y cómodos.

En la Comunidad Autónoma Vasca el PSOE gobernó como gobernó con el apoyo del PP, y ahora lo hace con el PNV, que también es un partido de derechas. ¿Por qué Pablo Iglesias insiste tanto, pues, en gobernar con el PSOE en el conjunto del Estado y en las comunidades? En Castilla-La Mancha gobiernan juntos y de políticas de izquierdas sabemos que nada de nada.

“Hay verdades a decir aunque sea doloroso”, dijo el Secretario General de Podemos en Tarragona dirigiéndose al candidato del PSC, Miquel Iceta, al que ha criticado que “compita con Ciudadanos y el PP a ver quién es más unionista, quién está más a favor del 155”.

Iglesias lamentó que los “socialistas” no rechacen expresamente un Govern con “Arrimadas de presidenta, Albiol de vicepresidente e Iceta bailando entre los dos. Y matizó con dos preguntas directas al PSC: “¿Se pueden hacer políticas de izquierdas con PP y Cs? ¿Se pueden hacer políticas para desatascar la situación en Catalunya?”. Iglesias se ha respondido con otra pregunta, esta vez retórica: “¿No tendría más sentido buscar una alternativa entre progresistas?”.

De idéntica manera se le podría preguntar al señor Iglesias: ¿Se pueden hacer políticas de izquierdas con el PSOE? Y es que el problema reside en que el jefe de la formación morada sigue creyendo que el partido de Sánchez, Iceta Felipe González y un largo etc. de siniestros personajes es progresista y de izquierdas. En realidad, Iglesias, que no es tonto, tampoco se lo cree.

En el mitin de Tarragona, los independentistas no quedaron indemnes a las palabras de Iglesias. A éstos les dijo: “Prometer lo que no se puede cumplir es estafar a los ciudadanos, ¿cuál va a ser la siguiente promesa? ¿Cuál es el siguiente paso del processisme?”. “Ni el 155 ni la unilateralidad traerán soluciones”.

Si de algo no debemos tener dudas es de que Pablo Iglesias carece de vergüenza. Acusar a los independentistas de estafar a los ciudadanos por prometer lo que, según su criterio, no pueden cumplir, certifica esto que decimos. ¿Acaso él no aseguró que iba a asaltar el cielo? ¿Dónde quedaron sus iniciales promesas? ¿Acaso aliándose con el PSOE las va a cumplir?

Iglesias ha apostado por Xavier Domènech como president de la Generalitat, una “tercera opción que plantea la reconciliación”. Una opción “modesta, que no se expresa a voces, que no se envuelve en banderas, que no se venga ni excluye a la mitad de la población”.

Quien se arroga liderar el “cambio” apuesta por la reconciliación. Y se olvida de que el cambio que se necesita nunca podrá llegar reconciliándose con un adversario que no tiene ningún reparo en mal tratar a millones de personas con sus políticas neoliberales, y que nunca entregará sus enormes privilegios de manera voluntaria. Esto no es una suposición, sino una constatación histórica.

Iglesias reiteró que “Xavi Domènech tiene una solución que no es épica, no se envuelve en banderas. Pero las cosas de comer no son épicas”.

Dice el de la coleta que las cosas de comer no son épicas. No lo serán para él que, antes como profesor universitario y ahora como congresista y alguna cosa más, lleva muchos años con un buen sueldo en el bolsillo y no sabe lo que es andar jodido para llegar al último día de cada mes.

http://insurgente.org/podemos-sigue-queriendo-hacer-la-revolucion-con-el-psoe/

Anuncios