LA MOCIÓN DE CENSURA DE UNIDOS-PODEMOS.

La moción de censura de UNIDOS-PODEMOS de momento solo es una campaña mediática. Anunciada a bombo y platillo a finales del pasado mes de abril aun no se ha formalizado. Como nos tiene acostumbrados esta entelequia populista que es UNIDOS-PODEMOS, es una campaña más de “mucho ruido y pocas nueces”.

Parece evidente que, siendo la moción de censura un instrumento más de técnica parlamentaria que deja a los ciudadanos en un segundo plano, necesita el apoyo de los diputados del PSOE  y de Ciudadanos para salir adelante. A estas alturas es conocido que no tiene ninguno de esos apoyos y que ambas fuerzas se escudan para negárselo (no sin razón) en un hecho evidente: hace un año PODEMOS (el verdadero promotor de la moción) tuvo en su mano echar al PP del Gobierno, y no lo hizo.

Si la moción de censura está condenada al fracaso, ¿Cual es, entonces, el objetivo de UNIDOS PODEMOS? A nuestro juicio, simplemente forzar al PSOE a hacer explícito su compromiso como sostén del Gobierno Rajoy, y erigirse a sí misma como única fuerza de oposición.

Yendo al objeto de su presentación, la razón que esgrime  UNIDOS-PODEMOS  es básicamente la corrupción, en particular del PP, tras el destape del caso Lezo.  Añaden que esta les servirá para conectar con los movimientos sociales: “un pie en las instituciones y mil en las calles”, es su eslogan.

Lo que olvida decir UNIDOS-PODEMOS es que, hasta el momento, tiene todos los pies en las instituciones y ninguno en los problemas reales de la calle. Su ausencia y falta de implicación en movimientos sociales y organizaciones obreras es notoria y tangible en la mayoría de los sitios en que ostentan cargos. Y si están, están para hacerse la foto y realizar campañas mediáticas;  no buscan la organización y unidad de los movimientos populares si no su fraccionamiento y división de hecho.

Sus diputados y senadores,  alcaldes y concejales,  no han acabado o minimizado los problemas reales de los ciudadanos; se han  limitado a la realización de campañas de propaganda para mantener la pátina “progresista” de su discurso, que no de sus hechos.

Lo que olvida decir UNIDOS-PODEMOS es que la corrupción, que hay que combatir firme y consecuentemente, tiene su clave de bóveda en la monarquía impuesta por Franco que es la que mantiene los privilegios e impunidad de corruptos y corruptores, empezando por su propia familia. La monarquía ha demostrado reiteradamente ser un modelo de estado anacrónico y en quiebra que solo puede servir a los poderosos, pero nunca a las clases populares.

Lo que olvida decir UNIDOS-PODEMOS es que los graves problemas que tienen la inmensa mayoría de nuestro pueblo (paro, trabajo precarizado, salarios de hambre, pobreza, pérdida de derechos, desahucios, privatización de la enseñanza y la sanidad, etc, etc) no tienen solución en este régimen monárquico. A lo más que podrán llegar es a conseguir migajas para paliar, frenar y desmovilizar el descontento popular, algo en lo que son expertos.

En definitiva, la moción de censura de UNIDOS-PODEMOS es una pantalla, una más, que únicamente confunde a las clases populares sobre las posibilidades de una autocorrección de un régimen cuya única razón de ser es continuar la dominación de una minoría reaccionaria y antipopular. Y que para lograrlo, se apoya en una estructura cimentada sobre una red de intereses económicos y políticos cuyo origen hay que buscarlo en la dictadura franquista. Solo la ruptura con la monarquía traerá el necesario cambio que necesita nuestro pueblo. Y ese cambio solo puede venir si organizamos y unimos las luchas hacia un solo objetivo: la III República.

Si hay una fecha que resume perfectamente el carácter reaccionario y corrupto del régimen monárquico, es la del 19 de junio: ese día se cumplen tres años de la imposición de un nuevo rey, sin consulta y en tan solo dos semanas.

Los republicanos nos manifestaremos ese día contra el régimen de la corrupción coronada. Invitamos a todas las fuerzas que apoyan la moción de censura a unirse a nosotros.

Comisión Permanente de Federación de Republicanos (RPS)

Anuncios