REPUBLICANOS DECIDE SALIRSE DE UNIDAD POPULAR

Comunicado de Republicanos-Segovia

Republicanos Segovia

La Federación Republicanos de Segovia ha tomado la decisión, previa valoración y debate en asamblea, de salirse de Unidad Popular (UP). Dicha decisión ha sido comunicada y explicada a la Asamblea de UP de la semana pasada.

En su momento, Republicanos-Segovia dio el paso de entrar en Ahora en Común (ahora UP) porque se asumieron dos cuestiones para nosotros irrenunciables: la ruptura con el régimen monárquico y la lucha por la República.

No obstante, a lo largo de la precampaña y campaña hemos comprobado en la práctica política que las bases teóricas relativas a ambas cuestiones eran letra muerta.

Así, UP rechazó la presencia de la bandera republicana en sus actos públicos. Los argumentos que nos expusieron se basaban fundamentalmente en el puro cálculo electoral de recuento de votos. UP caía en el electoralismo.

Así, si uno de los objetivos de UP, al menos formalmente, era, precisamente, construir la unidad popular, sin embargo, resulta que no se planificó ni se hizo nada (responsables, tareas y actividades, medios,…) para avanzar en ese objetivo, para acercar y acercarse al ciudadano de a pie, a los trabajadores, a las clases populares, para ofrecerlas un espacio de organización y lucha, para ir aglutinándolas. Y las elecciones eran el momento propicio para trabajar por ese objetivo. Por ello entendemos que UP no trabaja realmente por la unidad popular. Y esto es una cuestión clave, porque sin esa unidad popular no se puede cambiar la correlación de fuerzas, entre la oligarquía y la mayoría trabajadora, y no se puede romper el régimen del 78 y alumbrar la III República.

Así, además y como colofón que ratifica lo anterior, la concepción de proceso constituyente que tiene UP, que ha sido uno de los ejes de su campaña y que se dio a conocer en torno al 6 de diciembre, es la de una simple reforma constitucional. Lo entienden como un proceso que parte del ordenamiento constitucional actual, de la constitución monárquica, de su artículo 168, cuando un proceso constituyente es algo muy distinto, que rompe con el statu quo anterior, político y jurídico, y se realiza ex novo. Lo que esto pone en evidencia es que UP no quiere romper con la Constitución del 78 y que, por tanto, es una fuerza reformista no rupturista.

Por último, rechazamos de plano la actitud ambivalente de Alberto Garzón. Antes de las elecciones y de que recibiera el No de P. Iglesias, preguntado por la República dijo que “no era el momento”; después de esa negativa cambio su discurso y lo hizo radical, hablaba de ruptura, de república, tenía un contenido de clase y atacaba a Podemos; para al final, una vez conocidos los resultados electorales, declarar que había que acercarse a Podemos para formar la unidad popular, cuando la organización de P. Iglesias se ha convertido, en esencia, en un sostén del Régimen.

Para Republicanos, después de varias semanas de participación en UP, se impone una conclusión y es que Unidad Popular no es proyecto rupturista, sino reformista, oportunista. Siendo así, Republicanos no puede permanecer en el mismo.

Republicanos seguirá trabajando por la unidad de la izquierda y por la unidad popular pero sobre la base de un programa consecuente rupturista y republicano.

Para terminar, manifestamos nuestra voluntad de continuar trabajando por la unidad de acción, de trabajar, como siempre hemos hecho, conjuntamente con IU, UP y el resto de fuerzas de izquierda y progresistas en distintas acciones y movilizaciones contra nuestros enemigos de clase.

¡Sin ruptura, sin República, no habrá cambio!

Segovia, a 24 de enero de 2016.

Anuncios