La Cumbre Social solicita la destitución de la subdelegada del Gobierno

La Plataforma Unitaria contra la Crisis-Cumbre Social Segovia (PUCC-CSS) ha pedido la destitución de la subdelgada del Gobierno y del comisario de Segovia por considerar que algunas de sus actuaciones intentan “marchacar derechos fundamentales y constitucionales”

Representantes de la platafoma, que reúne a doce colectivos sociales, denunciaron ayer la apertura “injustificada” de expedientes sancionadores contra algunos de sus miembros por la concentración de protesta celebrada el pasado 17 de junio a las puertas del Teatro Juan Bravo de la capital contra el Palacio de Congresos de La Faisanera, coincidiendo con la presentación del proyecto. En total se han abierto ocho expedientes sancionadores de 300 euros “por no cumplir conla obligación de comunicar a la Subdelegación la concentración”, según han señalado fuentes esta institución desmintiendo que la acción emprendida vaya contra desórdenes públicos.

Sin embargo, el colectivo PUCC-CSS asegura que se imponen “para reprimir manifestaciones absolutamente pacíficas y democráticas como ésta, en la que no se pasó de pitar y silbar”. Más aún el coordinador provincial de Izquierda Unida, José Ángel Frías, aseguró que entre los denunciados “hay quienes solo pasaban por allí y se pararon al ver la protesta, pero son conocidos por su pertenencia a ciertos colectivos”. Las personas contra las que va la sanción han presentado recurso y se aferran a las imágenes gravadas en la protesta para remarcar su actuación pacífica y demorática.

Distintos miembros de la plataforma explicaron ayer que la protesta contra el proyecto del Palacio de Congresos de La Faisanera “surgió de las redes sociales y, por tanto, sin un colectivo convocante concreto”, según comentó el secretario provincial de CCOO, José Antonio López.

La plataforma ha iniciado el reparto de 2.000 octavillas “para pedir a los ciudadanos que se opongan a este tipo de actuaciones”, explicó el líder provincial de CCOO. “Pensamos que no son las prácticas adecuadas para garantizar ni los derechos de los ciudadanos ni el orden público, y pedimos nuevamente por ello la dimisión de la subdelegada y del jefe de Policía, porque nos parece que esto nos retrotrae a tiempos de la Dictadura y deben respetar el derecho a la manifestación”, señalaron ayer los portavoces de la plataforma.

El manifiesto que reparten es toda una declaración de intenciones de cara a este otoño e invierno, con la que quieren mostrar que “en ningún caso aceptaremos medidas represivas para que la gente no pueda manifestar su descontento e indignación”, añadió el coordinador provincial de IU.

Fuente

Anuncios