Siria

Siria se debate desde hace meses en una guerra interna entre el dictador el Assad y los rebeldes del C.N.S. y su brazo armado el Ejercito Sirio Libre, además de las milicias integristas apoyada por Al Qaeda.

El régimen de el Assad está apoyado internacionalmente por Rusia, que posee una base naval en las costa sirias, y China, mientras las milicias del CNS están apoyadas y financiadas por las dinastías ultraconservadoras del Golfo Pérsico, y pillados entre estos dos contendientes se encuentran las minorías kurdas y maronitas que momentáneamente se muestran neutrales, pero que debido a la intervención de al Qaeda pueden acabar entrando en la guerra dentro del bando del régimen actual.

Desde el 28 de agosto de 2013, tras un controvertido ataque a la población civil con armas químicas (gas sarín) que EEUU con apoyo de Gran Bretaña y Francia (antigua potencia que ocupó Siria durante el periodo entre las dos guerras mundiales y que es responsable de varias matanzas perpetradas a raíz de levantamientos de la población siria mientras duró su “protectorado” el presidente Obama (menudo Premio Nobel de la Paz) prepara una agresión militar contra Siria siguiendo la senda trazada por los anteriores presidentes norteamericanos en la zona (los Bush) que arrasaron IRAK, sumiéndolo en un caos sectario que ya ha producido más victimas mortales desde la caída de Sadam Husseín que durante las “Guerras del Golfo”, así como varios millones de desplazados iraquíes debido a la guerra sectaria que se ha instalado en el país gobernado por políticos corruptos, inmorales e incapaces.

Esta intervención, como ya hemos dicho, contaba con el apoyo de Gran Bretaña, Francia, Israel (siempre presta a sacar tajada de los conflictos en la región) y la participación financiera de Arabia Saudí y Qatar. Aunque actualmente el dirigente conservador británico ha sufrido una derrota en el Parlamento Británico que ha supuesto su salida de la coalición y enfriado una posible intervención de la OTAN.

Además tras la intervención de Rusia ante el Consejo General de la ONU, ante la cual dice que puede presentar pruebas de que el ataque químico ha sido perpetrado por los rebeldes sirios, y del informe emitido por los expertos enviados por Naciones Unidas a Siria, que no imputa el ataque directamente a ninguna de las partes (típica actitud de la ONU) EEUU ha tenido que dar marcha atrás en su ataque y se ha sentado a negociar una salida política al conflicto sirio con Rusia, ayudado en este aspecto el presidente Obama por su incapacidad de poner a su favor tanto la opinión pública americana como a la opinión pública de los países occidentales.

Por todo lo anteriormente dicho desde Republicanos tenemos, en lo referente a este conflicto, las siguientes premisas:

I.- Tanto EEUU y sus aliados en este conflicto, claman con un cinismo increíble contra la utilización de gas venenoso contra la población civil.

II.- Estamos ante el empleo de ese tipo de armas, pero no son precisamente los gobiernos de EEUU, los que tiene autoridad para justificar sus tropelías, pues no podemos olvidar la utilización de gases varios, de armas químicas (gas desfoliante), del napalm, de los bombardeos indiscriminados en poblados y las matanzas de civiles por las civilizadas tripas norteamericanas en Vietnan, o las ya tristemente celebres bombas atómicas sobre un Japón ya derrotado en la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo tienen la caradura de hablar de “legalidad internacional”, ellos que no respetan nada?. No son gobiernos como el británico o el francés los que pueden dar lecciones de legalidad.

III.- El gobierno nazisionista que no respeta ni una sola de las declaraciones de la ONU, que masacra, oprime, arrebata sus tierras a la población palestina, que práctica legalmente el asesinato selectivo, la tortura, etc., apoya, como no podía ser de otra forma, a Obama, y aprovecha la ocasión para poder golpear impunemente a otros países de la zona, como puede ser Irán.

IV.- Si el imperialismo apoyándose en la OTAN (pues el de la ONU no lo tiene) ataca a Siria, la catástrofe humanitaria será enorme, los “daños colaterales” causarán miles y miles de muertos. La utilización del gas sarín, independientemente de quien lo utilice, y no se sabe si ha sido el gobierno sirio o los rebeldes armados o adiestrados por agentes de la CIA y franceses, es condenable. Tanto como loe es el ataque imperialista contra un país soberano (caso de Libia), sea cual sea su régimen. Ataque que causará muchas más muertes que el gas utilizado.

Denunciamos, por tanto, sin paliativos esta agresión y a todos los gobiernos que las apoyan de una u otra manera. Y aquí incluimos al PSOE, cuya portavoz, Elena Valenciano justifica la agresión. Lo consideramos simplemente indecente.Es el pueblo sirio quien debe solucionar sus problemas, sin injerencias ni imposiciones extranjeras.

Por nuestra parte, participamos en el movimiento contra la guerra que se está formando en España. Y una vez más denunciamos la utilización de las bases americanas en nuestro país, las cuales ya fueron utilizadas para bombardear Irak, entro otros ejemplos, y el escudo antimisiles que los EEUU están construyendo en Andalucia.

¡Solidaridad con el pueblo sirio! ¡Bases yanquis fuera de España! ¡Fuera España del tinglado reaccionario que es la OTAN! ¡Acudamos a las manifestaciones contra esta guerra convocadas en todo el Estado Español!

Republicanos Segovia.

Anuncios