Segovia: éxito del 1º de mayo

Convocados por la Plataforma Unitaria Contra la Crisis – Cumbre Social de Segovia, compuesta por una quincena de organizaciones políticas, sindicales y sociales, unas 4000 personas se echaron a las calles en Segovia en el 1º de mayo en un ambiente de lucha y reivindicativo.

La principal consigna que coreaba la gente es la de “gobierno dimisón”. Otras fueron: “El pueblo unido,jamás será vencido”, “Corruptos y banqueros, al mismo basurero”, “Los borbones a los tiburones”, “España mañana, será republicana”. Os dejamos con el comunicado oficial que se leyó.

Comunicado de la
Plataforma Unitaria Contra la Crisis – Cumbre Social de Segovia

Segovia, 1 de mayo de 2013

¡Buenos días, segovianos, trabajadores, ciudadanos!

Uno de nuestros lemas para este 1º de mayo era: “6.000.000 millones de razones para seguir luchando”. Lamentablemente ha aumentado ese número de razones. Pasan de las 6 millones doscientas mil, y la tasa de paro se sitúa por encima del 27 %. En el caso de los jóvenes está en el 57 %. Y hay cerca de 2 millones de familias con todos sus miembros en paro. En Segovia el número de parados es del 15.700 con una tasa del 20 %.

En este último año, el año de la reforma laboral, el paro se ha incrementado un 10% y hay 563.200 desempleados más. Esa reforma es un fracaso, como ya sabíamos y decíamos. Es una máquina de hacer desempleados. Hay que tumbar la reforma laboral y con ella, si es que no dimite, al gobierno que la parió. Es una reforma que sólo sirve a los intereses de la patronal, del capital. Una patronal que, bajo la impasibilidad y dejar hacer del Gobierno, rechaza la negociación colectiva y condenará, a partir de julio, a unos 3 millones de trabajadores sin convenio a salarios de hambre.

La realidad, tozuda ella, muestra el fracaso de las políticas económicas de austeridad, implementadas ayer por los social-liberales y hoy por la derechona. Estas políticas neoliberales no sirven para crear puestos de trabajo, ni para reactivar la economía, ni para salir de la recesión. Todo lo contrario. Llevan al país al abismo y sólo provocan paro, sufrimiento, exclusión social y pobreza.

Mas la Unión Europea y el señor Rajoy y sus ministros se pasan los hechos por el arco del triunfo. El pasado 26 de abril el Consejo de Ministros aprobaba una subida de impuestos especiales, que gravan por igual a ricos y a pobres, y un impuesto, que no concretan, a los depósitos bancarios. Igual que en Chipre. Tienen intención de desligar las pensiones del IPC, para reducirlas y que los bancos hagan sus agostos, y revisar la reforma laboral que puede traducirse en una vuelta de tuerca más.

Una conclusión se impone: ¡el Gobierno de Rajoy es el gobierno del paro, de los recortes y desmantelamiento de los servicios públicos! ¡Es el Gobierno de la pobreza, de los desahucios, del hambre! ¡Es el gobierno de la pérdida de derechos laborales, sociales y políticos! ¡El gobierno de Rajoy es el gobierno de los bancos, de los magnates y especuladores! ¡Es un gobierno ilegítimo que tiene que dimitir! ¡Basta ya! ¡Gobierno di-mi-sión! Y si no lo hace, el pueblo tiene no sólo el derecho sino la obligación de tumbarlo, por el bien de su salud y de la salud de nuestra sociedad.

Frente al drama del paro: ¡reactivación económica! Frente a la desregulación laboral: ¡derecho de trabajo y convenio colectivo! Frente a las privatizaciones: ¡servicios públicos y protección social! Frente a la crisis social y política: ¡más y mejor democracia!

El enemigo no tiene límites. ¡Luchemos juntos por nuestros derechos!; ¡luchemos juntos contra el enemigo común: la banca, la gran patronal y la gran empresa, los especuladores, ladrones y corruptos, y los gobiernos que los defienden y sustentan! Esa lucha requiere de unidad, claridad y firmeza. ¡Unidad!, de las organizaciones y movimientos sociales y populares, progresistas, de izquierda; unidad del conjunto de los trabajadores y de todos los sectores sociales golpeados por la crisis. ¡Claridad!, para andar por el camino correcto: hacia un modelo económico basado en la satisfacción de las necesidades de las personas, no en el lucro de un puñado, y el reparto de la riqueza; por una fiscalidad progresiva y el combate contra el fraude fiscal; por un modelo productivo creador de puestos de trabajo y respetuoso con el medio ambiente; por un modelo político que erradique la corrupción y se base en la democracia participativa. Por último: ¡firmeza! Firmeza frente al desaliento y la resignación, frente a los intentos de doblegarnos y desviarnos de nuestro camino.

Segovianos, no queremos terminar sin hacer un llamamiento a secundar la huelga de enseñanza del próximo 9 de mayo, a participar en la concentración de estudiantes de por la mañana y en la manifestación de por la tarde.

¡No tienen límites! ¡Lucha por tus derechos!

¡Adelante la movilización, la organización y la lucha! ¡Juntos podemos!

¡Por el empleo digno y la justicia social!

¡6 millones de razones para seguir luchando!

¡Gobierno dimisión!

¡Viva el 1º de mayo, día internacional de los trabajadores!

Anuncios