Resolución del Sector Crítico de CCOO ante el X Congreso Confederal (9-Feb-2013)

En los próximos días se celebrará el X Congreso Confederal de CCOO, en la que los delegadas y delegadas debatirán y aprobarán las líneas generales de la estrategia a seguir y la dirección para los próximos cuatro años.

Este acontecimiento se produce en un contexto de gravísima crisis económica, aumento de las desigualdades, pobreza y exclusión social, insostenible corrupción y ataques continuos a los derechos y conquistas del movimiento obrero.

Ante esta situación, desde el Sector Crítico queremos:

1. Felicitar y agradecer a los miles de compañeras y compañeras que han defendido y apoyado las Aportaciones y Enmiendas, al Programa de Acción y a los Estatutos, con propuestas y alternativas que se elaboraron desde el Sector Crítico, al objeto enriquecer el debate Congresual, para que este sindicato sea cada vez más plural, aumente la participación de la afiliación y hacer de nuestras CCOO la herramienta fundamental e imprescindible para la defensa de los trabajadores y trabajadoras en la construcción de una sociedad más justa y solidaria. Los resultados de las votaciones ha demostrado el apoyo en muchos casos mayoritario a dichos textos.

2. Renovar nuestro compromiso con CCOO, reforzando la militancia más necesaria que nunca ante los ataques de la derecha, y seguiremos defendiendo la pluralidad y la participación, abrirnos cada vez más a la sociedad rompiendo definitivamente con los vicios y la exclusiones que se han dado en épocas pasadas y que, por desgracia, todavía persisten, como lo ha demostrado algunos procesos congresuales en ciertas organizaciones de la Confederación

3. Defender la Democracia interna y el respecto a la pluralidad, como señas de identidad de CCOO. La etapa que se abrió con el 9º Congreso Confederal, de participación de todas las sensibilidades en el gobierno de la organización confederal, después de 12 años de exclusión de las personas que conformábamos el Sector Crítico, compartiendo la dirección del sindicato, sin renunciar al derecho a discrepar, se ha demostrado positiva e imprescindible para la salud del sindicato. Ello debe ser un valor a mantener, potenciar y extender al conjunto de las organizaciones donde no se ha producido, como reflejo de la diversidad y pluralidad que existe en el sindicato y entre la clase trabajadora.

4. Reforzar la acción sindical y la militancia en las empresas, informando y pidiendo opinión y participación, en todos los casos, tanto cuando hay que movilizar, como a la hora de firmar acuerdos, especialmente si afectan al futuro de millones de personas. Solo desde el trabajo continuo con y entre los trabajadores y las trabajadoras podremos recobrar el prestigio y la confianza en ciertos ámbitos y sectores e incorporar a nuevos colectivos. No hay democracia sin participación.

5. Potenciar y ampliar en todas las organizaciones, el trabajo militante a todos los niveles y en todos los órganos de participación y dirección, con especial atención a la conciliación de la vida familiar y asegurar una representación equilibrada entre mujeres y hombres.

Nos jugamos mucho en la próxima etapa, podemos y debemos estar a la altura de lo que se nos demanda: ganar la batalla contra la crisis, la injusticia y la insolidaridad, saliendo de ella renovados y con la confianza de los trabajadores y las trabajadoras en CCOO, como la mejor herramienta para construir una sociedad más justa y solidaria. En este marco, el Sector Critico va a seguir jugando un papel fundamental.

Anuncios