Las víctimas ‘olvidadas’ de Franco: violencia sexual, tortura y humillación contra las mujeres. Sabela Rodríguez Álvarez.

La organización Women’s Link Worldwide interpuso el 16 de marzo una querella para solicitar la investigación de los crímenes de género cometidos durante el franquismo, como paso «fundamental» para exigir el fin de la impunidad de los asesinatos perpetrados durante la Dictadura. 

Así lo anunciaron la mañana del miércoles en rueda de prensa representantes de la organización, concretamente Glenys de Jesús, directora legal internacional de la misma, y Carmen Miguel, directora legal regional, junto al abogado Carlos Slepoy y al perito de la querella, Bartomeu Garí. Women’s Link Worldwide es un organismo internacional «que usa el poder del derecho para promover un cambio social que favorezca los derechos de las mujeres y las niñas«.

La acción está enmarcada dentro de la macroquerella iniciada el 14 de abril del 2010 en Buenos Aires contra la dictadura franquista, y que actualmente engloba «más de 300 querellas«. La organización pide a la jueza María Servine que se amplíe la causa para incorporar los crímenes hacia las mujeres durante la Guerra Civil y a lo largo de los años de dictadura.

«Si no contamos estos crímenes, no estamos contando la historia completa», señaló Carmen Miguel, quien reclamó el «derecho de acceso a la verdad» para las víctimas, los familiares y la sociedad en general. Glenys de Jesús, por su parte, reiteró la voluntad de ampliar la querella, de forma que «tanto para los crímenes ya denunciados dentro de la causa como para los que Women’s Link suma ahora, se aplique una perspectiva que tome en cuenta que la violencia que se utilizó contra mujeres y hombres fue direfente, tuvo un impacto diferente, y un significado diferente».

La violencia ejecutada por el bando nacional contra las mujeres fue, a juicio de Glenys de Jesús, «no sólo de una brutalidad diferente, sino que además tenía un objetivo claro, que era castigar a aquellas mujeres que el régimen consideraba que habían roto con su posición social», y cuyo objetivo principal buscaba «enviar un mensaje de presión a la sociedad completa de cuál debía ser el modelo de conducta femenino», y al mismo tiempo «utilizó a las mujeres para castigar a los hombres del bando republicano», lo que es, para la activista, «un tipo de violencia específica que tiene que ser analizada y castigada de forma específica«.

El testimonio de seis víctimas

La querella presentada por Women’s Link Worldwide relata las experiencias de seis mujeres que sufrieron abusos por el hecho de serlo durante el franquismo. Cinco de los testimonios los han obtenido gracias a sus familiares, mientras que el restante proviene directamente de una superviviente. Cuatro de las seis mujeres, denuncia la organización, continúan desaparecidas en la actualidad.

Margalida Jaume Vendrel era una relojera asentada en la localidad de Manacor (Mallorca). En 1936 su marido fue retenido «sin motivo aparente» durante una semana en la comisaría local, periodo tras el cual Margalida, embarazada de siete meses, fue llamada también. Ambos «sufrieron todo tipo de humillaciones y torturas, y finalmente fueron ejecutados». Años después, un vecino del pueblo admitió haber sido testigo de las violaciones que la mujer sufrió durante su retención por parte de al menos uno de los falangistas.

Daria y Mercedes Buzadé Adroher eran dos hermanas que partieron a Mallorca en 1936, desde Barcelona, como personal sanitario en una expedición republicana. Semanas después de iniciar el viaje, las enfermeras fueron detenidas por tropas franquistas e interrogadas por las autoridades, que ordenaron, además, que todas ellas fuesen examinadas «para comprobar su virginidad». Tras ello, fueron «brutal y repetidamente violadas por un grupo de falangistas». Se cree que al día siguiente fueron asesinadas en el cementerio de Son Coletes, pero sus restos se encuentran en una fosa común de ese cementerio que a día de hoy no ha sido exhumado.

Pilar Sánchez Lladrés militaba en el Partido Socialista y habitaba en el barrio obrero de La Soledat, en Mallorca. En 1936, tropas franquistas detienen a su marido y a sus cuatro hijos, pero no a Pilar, que había conseguido esconderse. Días después, y debido a la incertidumbre sobre el estado de su familia, Pilar sale de su escondite y enseguida es denunciada y detenida por miembros de la Falange. Los cuatro hombres que la detuvieron fueron autores de las palizas y violaciones que sufrió Pilar, según el relato de un vecino que fue testigo de los hechos. Los mismos hombres que abusaron de ella repetidas veces la asesinaron en septiembre de 1936 y abandonaron su cuerpo, que se encuentra en una fosa común del cementerio de Sencelles.

Matilde Lanza Vaz militó en el Partido Comunista y fue parte activa del mismo desde la proclamación de la Segunda República. En 1939 fue detenida y juzgada en un consejo de guerra. Tras seis meses en los calabozos de la Puerta del Sol, fue trasladada a la prisión de Las Ventas, y posteriormente a la prisión de mujeres Can Sales, en Palma de Mallorca. Viendo que la mujer se había convertido en un referente para el resto de reclusas, las autoridades iniciaron una labor de adoctrinamiento para convertirla al catolicismo, «como maniobra propagandística del régimen y como golpe de efecto para minar la moral del resto de mujeres presas». En 1941 la aíslan y obligan a bautizarse. Antes de la celebración del bautizo, la joven acude a la enfermería, en el piso más alto de la prisión, y desde allí se arroja al patio. Tras 45 minutos de agonía, y todavía inconsciente, las autoridades carcelarias la bautizan. Su cuerpo fue inhumado en el cementerio municipal de la localidad.

Lidia Falcón O’Neil

fue detenida siete veces entre los años 1960 y 1974 «en base a los delitos de opinión y asociación ilícita», y procesada en varias ocasiones por la publicación de artículos de opinión. Fue encarcelada en repetidas ocasiones en las prisiones de Barcelona y Madrid. Falcón sufrió torturas, «claramente dirigidas a su condición de mujer joven», que consistieron en golpes en el estómago y en el hígado bajo el grito de «ahora ya no parirás más, puta bruja». 

Violencia sexual, tortura y humillación

El perito de la querella, Bartomeu Garí, destacó que «a las mujeres se les aplicó otra modalidad represiva mucho más brutal». Este tipo de violencia, según el abogado Carlos Slepou, «no suele ser objeto de denuncia, por pudor o por vergüenza», de modo que «romper esto es sumamente importante».

Aunque la represión franquista recayó sobre las espaldas de hombres y mujeres, la motivación, las causas y los efectos son necesariamente distintos. La organización relata que los «crímenes de género» incluyeron aspectos como la violencia sexual, habitualmente ejercida por «los funcionarios de prisiones o por falangistas que entraban en las cárceles a visitar a las mujeres de manera recurrente». Las mujeres eran detenidas y violadas, no sólo por su lucha política, sino también por el «delito consorte, es decir, por ser familiar de hombres con ideas contrarias a las del régimen».

Por otro lado, el régimen franquista se caracterizó por negar la existencia de presas políticas, que fueron tratadas como delincuentes comunes. «Las torturas a las que fueron dometidas las mujeres se ejercían con el mismo odio y fuerza que hacia los hombres, pero había un componente de género específico hacia ellas, tanto en los insultos como en el uso particular y sexuado de la violencia, las descargas genitales y golpes en el bajo vientre».

Fue común, asimismo, el robo de bebés, que ronda los «30.960 niños y niñas». Los hijos de las mujeres que eran asesinadas fueron entregados a familias de militares franquistas para «eliminar la semilla marxista» y darles una educación afín al régimen. Hasta los años 80, muchas mujeres sufrieron el robo de sus hijos en los hospitales bajo la excusa de enfermedad grave y posterior muerte del bebé.

Finalmente, las mujeres fueron sometidas a humillaciones relacionadas con cortes de pelo al cero y purgas con aceite de ricino. Las mujeres, «que no podían controlar sus esfínteres», eran obligadas a pasear por las calles de su pueblo o ciudad, bajo las burlas y agresiones de sus vecinos.

https://www.infolibre.es/politica/victimas-olvidadas-franco-violencia-sexual-tortura-humillacion-mujeres_1_1123992.html

MANIFESTACIÓN MADRID DOMINGO 26 DE JUNIO. NO A LA OTAN

El Colectivo Republicano Antonio Machado se opone firmemente a la celebración de  la Cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Madrid el próximo 26 de junio, y llama a movilizarse por la paz, por la salida de la OTAN y por el desmantelamiento de las bases militares en España. Igualmente, nos oponemos al aumento del gasto militar mientras se desatienden necesidades sociales, y desde el Gobierno se apoya una loca carrera armamentística que no tiene otro fin que desestabilizar países y provocar guerras para mantener el sistema de producción actual y la dominación política y económica de Estados Unidos.

Desde el Colectivo Republicano Antonio Machado, exigimos la inmediata salida de la Alianza y el cierre de las bases estadounidenses en territorio español, el cese del envío de armas a países en guerra y la reducción del gasto militar. Por ello, invitamos a la clase trabajadora, a los movimientos sociales y a otras organizaciones a adherirse a la movilización que tendrá lugar el domingo 26 de junio en Madrid.

¡OTAN NO! ¡BASES FUERA!

Colectivo Republicano Antonio Machado

FELIPE VI AL QUE ALGUNOS LLAMAN REY VISITARÁ SEGOVIA ESTE VIERNES

El próximo viernes vendrá a visitar Segovia (trabajar no conjuga con monarquía), el que algunos llaman rey de España.

Como bien sabemos, su visita no traerá ninguna solución a los graves problemas de la provincia. Por si acaso le recordamos unos cuantos: falta de tejido industrial, inmigración constante de la juventud a otros territorios, infraestructuras obsoletas, desatención sanitaria en el medio rural…, por citar algunos.

Sin embargo, su intención es otra: lavar sus vergüenzas y las de la obsoleta institución que representa, para ello contará con los aplausos de los cortesanos y tiralevitas que estarán a su lado.

Pero a los segovianos y segovianas no nos engaña. Necesitamos pasar de súbditos a ciudadanos para poder cambiar esta situación.

Para ello, la única vía posible es una ruptura democrática con el marco político actual y este cambio no es otro que la República.

Colectivo Republicano Antonio Machado Segovia.

colectivorepublicanoamachado@yahoo.es

¡STOP A LOS ABUSOS Y EL ROBO DE LOS BANCOS! ¡DEVOLUCIÓN DEL DINERO DEL “RESCATE” BANCARIO!

Los bancos nos roban con el beneplácito de leyes y autoridades autonómicas y estatales. La cuantía se acerca a los 300 € al año, en algunos casos, solo por comisiones de mantenimiento de cuenta y tarjeta (Diario.es, 16/12/20).

Hay toda una retahíla de comisiones abusivas: por retrasos en las cuotas de préstamos, por retirada de efectivo, por ingresos en efectivo, por mantenimiento por hipoteca o depósitos, etc. Y va aumentando su número y el dinero que nos quitan. ¡Y, encima, estos ladrones, sinvergüenzas, quitan más a quienes menos tiene!

Es esa banca a la que se la dio (porque ella es la que realmente manda en este país) unos 60.000 millones € desde 2009, como “rescate” bancario, y que todavía no han devuelto. ¡Dinero de todos!

La misma que da préstamos de usura, la que desahucia a familias trabajadoras que no pueden pagar (y además tienen que devolver la deuda). La misma que pone obstáculos a las pequeñas empresas y empresas familiares para financiarlas. La que somete a sus empleados a una presión psicológica insoportable para vender sus productos financieros. La que elimina decenas de miles de puestos de trabajo y cierra cientos de oficinas, con consecuencias especialmente graves en nuestro medio rural. Esa misma banca que dificulta que saques determinadas cantidades de tu propio dinero y que tiene una escasa y deshumanizada atención, sobre todo a nuestros mayores.

Todo, caiga quien caiga, para seguir amasando dinero a manos llenas, vaciando las nuestras.

Es necesaria una banca pública que, por tal, sea cercana al ciudadano, otorgue créditos a bajo interés, financie a las pequeñas empresas y proyectos de interés social, en definitiva, que de verdad sea un servicio público y cumpla una función social.

¡POR UNA BANCA PÚBLICA AL SERVICIO DEL CIUDADANO!

apr.segovia@gmail.com                                                        

Junio de 2022

La guerra en Ucrania nos lleva a una catástrofe alimentaria mundial

La invasión de Ucrania es un horror y ya ha costado la vida a miles de personas. Pero este conflicto también puede destruir millones de vidas lejos del campo de batalla. De hecho, la guerra es especialmente perjudicial para el sistema alimentario mundial, ya tan debilitado por el COVID-19, el cambio climático y los altos precios de la energía. Si esta guerra continúa, nos dirigimos a una verdadera catástrofe alimentaria.

Gravedad de la situación

El 18 de mayo António Guterres, Secretario General de la ONU, dio la voz de alarma. Se encuentra ante «el espectro de una escasez mundial de alimentos» y teme «que esta peligrosa situación pueda convertirse en una verdadera catástrofe. Decenas de millones de personas corren peligro de sufrir inseguridad alimenticia, seguida de desnutrición e inanición masiva, en una crisis que podría durar años».

Seis días antes de la invasión David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos (PMA), ya había advertido de un inminente desastre alimentario: «Si no abordamos la situación inmediatamente, veremos hambrunas, desestabilización de países y migraciones masivas en los próximos nueve meses. Si no hacemos nada, pagaremos un alto precio».

En ese momento hablaba de 45 millones de personas que se balanceaban al borde de la hambruna. La guerra puede añadir decenas de millones más. Al igual que en 2011, esta situación provocará disturbios políticos en muchos países. «Si no alimentamos a la gente, alimentamos los conflictos», dijo Guterres.

Pandemia y clima

Antes de la invasión la situación alimentaria en el mundo ya era precaria. Hay mucho cambio climático de por medio. El número cada vez mayor de fenómenos meteorológicos extremos es perjudicial para la agricultura y la producción de alimentos. En la última década 1.700 millones de personas se vieron afectadas por fenómenos meteorológicos extremos y catástrofes relacionadas con el clima.

Algunos ejemplos. Debido a las inundaciones del año pasado la cosecha de trigo de invierno de China podría ser la peor de la historia. La reciente ola de calor en la India también será muy perjudicial para la cosecha local de trigo. Debido a la sequía en el cinturón de cereales de EE.UU. el 40% del trigo está en condiciones pobres o muy pobres (normalmente solo es el 15% o el 20%). En Europa la producción de trigo será con toda seguridad alarmantemente baja debido a la escasez de lluvias.

El COVID-19 fue y es también un gran obstáculo. La pandemia provocó un choque económico, lo que redujo el poder adquisitivo de la población en muchos países e interrumpió las cadenas de suministro. Como Sri Lanka actualmente, muchos países del Sur están al borde de la quiebra y su acceso a los mercados financieros es limitado.

Hubo también otras consecuencias. El repunte de la economía tras la pandemia provocó el aumento de los precios de la energía y del transporte. La factura de la luz también aumenta debido al incremento de los impuestos al CO2. Estas subidas de precios encarecen mucho los productos alimenticios.

Todos estos factores socavan la seguridad alimentaria de gran parte de la población mundial. Esto ocurre especialmente en los países del sur, pero también aquí; basta pensar en la cantidad sin precedentes de personas que acuden a un banco de alimentos. Antes de la pandemia había 135 millones de personas en todo el mundo con grave inseguridad alimentaria. En dos años esa cifra se ha duplicado hasta llegar a 276 millones.

La guerra y las sanciones

Rusia y Ucrania desempeñan un papel destacado en la producción mundial de alimentos. Juntos representan más de un tercio de las exportaciones mundiales de cereales y algo más de la mitad de las exportaciones de aceite de girasol. Rusia es también el mayor productor de fertilizantes.

Casi 50 países dependen de Rusia y Ucrania para al menos 30% de sus importaciones de trigo. Para 26 países la dependencia es incluso superior al 50%. Juntos, ambos países proporcionan el 12% de las calorías comercializadas a nivel mundial y un total de aproximadamente 800 millones de personas dependen de ellos para su alimentación.

La guerra y las sanciones contra Rusia están teniendo un efecto perjudicial tanto en la producción como en la exportación de alimentos en ambos países, particularmente en el caso de Ucrania.

La violencia militar, la falta de fertilizantes y plaguicidas, así como el aumento de los precios del gasóleo harán probablemente que del 30% al 50% de los campos de trigo de primavera en Ucrania no puedan ser sembrados.

Pero, sobre todo, las exportaciones están prácticamente paralizadas. Hasta hace poco el 98% del trigo ucraniano se transportaba a través del Mar Negro, pero esas exportaciones se han paralizado por completo porque Ucrania ha colocado minas marítimas y Rusia ha bloqueado todos los puertos ucranianos. Debido a una serie de problemas [1] el transporte por ferrocarril o por camiones es no es una alternativa real.

Los convoyes marítimos escoltados son una posibilidad, pero la Armada ucraniana es demasiado pequeña para ello, por lo que tendría que hacerse con el apoyo de los países de la OTAN. Teniendo en cuenta la fuerza de la flota rusa, sería arriesgado y también podría llevar a una peligrosa escalada del conflicto.

Sea como fuere, si no se retoman las exportaciones a través del Mar Negro, millones de toneladas de trigo se pudrirán en los silos ucranianos.

En el caso de Rusia, los problemas son otros. Debido a las sanciones, es probable que los agricultores o las empresas agrícolas rusas tengan escasez de semillas y plaguicidas [2], lo que tendrá un impacto significativo en la próxima cosecha.

Un mercado global perturbado

Es poco probable que los agricultores de otras partes del mundo puedan compensar el descenso de las exportaciones de cereales de Ucrania y Rusia. Para los agricultores, los fertilizantes y la energía son los principales elementos de coste en el cultivo de cereales. Ambos mercados se han visto perturbados por las sanciones y la fiebre por el gas natural.

Si los agricultores reducen el uso de fertilizantes, los cultivos rendirán menos. Además, en lugar de plantar cereales o maíz, los agricultores considerarán la posibilidad de cambiar a cultivos con menores costes de insumos [3].

El mercado está aún más distorsionado por el hecho de que en los últimos meses no menos de 35 países han impuesto severas restricciones a las exportaciones de alimentos por temor a su propia seguridad alimentaria. En muchos casos, se trata incluso de una prohibición total.

Esta distorsión del mercado mundial aumenta mucho los precios de los alimentos. Estos han alcanzado el nivel más alto nunca registrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Hoy en día los precios de los alimentos están de media un 34% más altos que hace un año. En el caso del trigo el aumento es incluso 81%.

Esta situación es cada vez más inasequible para muchos grupos de población, especialmente en los países del Sur. Allí, las familias gastan hasta una cuarta parte de sus ingresos en comida. En el África subsahariana llega incluso al 40%. Además, los cereales representan allí una parte mayor del presupuesto que en las regiones más ricas.

Y luego hay otro efecto perverso para esos países. La inflación hace que suban los tipos de interés aquí en Europa y en Estados Unidos, lo que hace que el dólar y el euro sean más atractivos, y que suban sus tipos de cambio, pero eso encarece las importaciones de alimentos (a menudo en dólares) para los países del Sur, así como el pago de la deuda externa.

¿Qué hacer?

Cuanto más se prolongue la guerra, mayor será la escasez de alimentos, más altos serán los precios y peor será la crisis alimentaria. La opción estratégica de Estados Unidos de luchar «hasta el último ucraniano» no solo aumentará la catidad de bajas en el campo de batalla. Muy lejos, cientos de miles y quizás millones de personas morirán de hambre a consecuencia de ello.

¿Qué hay que hacer para evitar esta catástrofe?

En primer lugar, hay que levantar el bloqueo del Mar Negro lo antes posible. Eso solo puede ocurrir en el contexto de las negociaciones de paz y de un alto el fuego. Esto presupone la desescalada del esfuerzo bélico, en lugar de mandar más armas y hablar de más guerra, como vemos ahora. Según los diplomáticos occidentales, no cabe esperar en ningún caso que los puertos ucranianos se abran en los primeros seis meses.

Además, se deben eliminar todas las sanciones económicas contra Rusia relacionadas con la producción de alimentos.

En tercer lugar, hay que acabar con el proteccionismo alimentario. Como dice António Guterres: «No deben imponerse restricciones a las exportaciones y los excedentes deben ponerse a disposición de los más necesitados».

Por último, se necesita urgentemente ayuda financiera para los países del Sur, tanto para garantizar la seguridad alimentaria como para evitar una inminente crisis de la deuda. En octubre el Programa Mundial de Alimentos calculó que se necesitan 6.6 billones de dólares al año para resolver el hambre en el mundo [4].

Ni siquiera es tanto. Solo en esta guerra Biden ha gastado 24 billones de dólares en armamento y apoyo militar. El presupuesto militar de los países europeos también aumentará en decenas de miles de millones en los próximos años. Por lo visto, siempre hay dinero para hacer la guerra, pero no para luchar contra el hambre… Esto demuestra la locura del mundo en que vivimos.

Notas:

[1] Hay graves cuellos de botella en las fronteras porque los vecinos de la UE y Ucrania utilizan anchos de vía de ferrocarril diferentes. El transporte por carretera se ve obstaculizado por la escasez de camiones, conductores, combustible y funcionarios de aduanas.

[2] Rusia le compra principalmente a la Unión Europea tanto las semillas como los pesticidas. Las sanciones han dificultado la financiación bancaria y hay menos empresas europeas dispuestas a suministrar los productos. Además, la mayoría de las grandes empresas occidentales de semillas y productos químicos se han retirado o están en proceso de retirarse de Rusia.

[3] En marzo, por ejemplo, una encuesta del Departamento de Agricultura de Estados Unidos reveló que los productores de ese país planean cambiar el maíz por la soja esta temporada.

[4] Se calcula que esta cantidad salvará de la inanición a 45 millones de personas. Con la guerra actual ese coste aumentará obviamente, pero nunca será más del doble de esta cantidad.

Fuente: https://www.dewereldmorgen.be/artikel/2022/05/23/door-de-oorlog-in-oekraine-stevenen-we-af-op-een-wereldwijde-voedselcatastrofe/ Traducido del neerlandés para Rebelión por Sven Magnus

Explicaciones, ¿de qué? Javier Gallego

“Explicaciones, ¿de qué?”. A estas alturas ya sabrán todos ustedes que esta es la respuesta del emérito a la periodista que le preguntó si iba a dar explicaciones de lo suyo. La campechanía se ha transformado en chulería. Lo imagino levantando el mentón y ladeando la boca para decir: ¿qué de qué? El viejo rey se ha pasado el fin de semana contestando a las preguntas con preguntas, que es una manera de evitar la respuesta y mandarte a paseo con viento fresco del Atlántico. Poco le faltó para decirle a la periodista “¿por qué no te callas?”. 

El Campechano pasará a la Historia por sus frases cortas (y sus manos largas). Al menos sus disculpas después de la cacería fueron 14 palabras. Ahora le han bastado 3 para definir su reinado: “Explicaciones, ¿de qué?”. De 13 presuntos delitos de los que le han librado sin juzgarle por ser quien es, de la causa que aún tiene abierta en Inglaterra por la presunta extorsión a su amante, de enriquecerse en nombre de España y evadir lo ganado, de recibir regalos de monarquías sanguinarias, de irse a cazar elefantes en una crisis y de regata en otra. De hacer vida de rico mientras su pueblo las pasa canutas. Explicaciones, ¿de qué?, dice. Y después, va y se ríe. Normal, llevan 40 años riéndole las gracias.

La frasecilla y la risita son la sinopsis del esperpento berlanguiano que ha sido su visita. Vino en plan Bienvenido, Mr. Marshall, a darse un baño de masas para lavar sus reales posaderas, pero la explicación que nos debe, ni la dio ni la dará. No considera que nos deba nada, aunque nos debe no solo explicaciones sino también dinero. Lo que regularizó, porque le avisaron de que lo hiciera, no es más que la calderilla del tesoro que tiene escondido en paraísos fiscales. Cómo no se va a reír de nosotros el bribón. Eso sí, hay que reconocer que es la primera vez en su vida que no nos engaña. Dijo que venía a regatear y nos ha regateado a todos. Aquí no ha pasado nada. Sigan circulando. Borbón y cuenta nueva.

El emérito quería una absolución popular ya que no ha tenido la absolución judicial. Recordemos que no ha sido absuelto por la Justicia sino exonerado porque la Fiscalía alargó el proceso hasta que unos delitos prescribieron y al resto les aplicó la inviolabilidad como si fuera impunidad. Ese es el tema. El Decrépito se siente impune porque un sistema político, judicial, empresarial y mediático le protege. Esos también nos deben una explicación que jamás nos pagarán. No han faltado a su cita, tampoco esta vez, los cortesanos, lacayos y súbditos que han aplaudido a quien les ha robado a manos llenas. No tiene ningún mérito. En España, aclamar a los ladrones es una costumbre como tirar la cabra desde el campanario. 

No fueron muchos, no vayamos a exagerar. Carlos Herrera y cuatro más. Fue ducha, no baño. A los monárquicos serios, les espanta esta astracanada porque pone en peligro a la Corona y al rey actual. Esa es otra. Mucho se elogia a Felipe VI, pero es otro que no ha dado una sola explicación sobre el comportamiento paterno y sobre los negocios familiares en los que él figuraba como heredero y de los que no ha dicho nada ni antes ni después de que la prensa los publicara. Tampoco ha explicado por qué Juan Carlos sigue siendo parte de la Casa Real, ni por qué tenemos que seguir pagándole la escolta y el servicio mientras se esconde entre jeques medievales.   

La “monarquía renovada para un tiempo nuevo” sacó el comunicado sobre la huida del emérito coincidiendo con el confinamiento general y anunció la nueva transparencia de la Casa Real poco antes de que Juan Carlos anunciara que venía. El hijo ha aprendido del padre a ocultar que el rey va desnudo. Al padre le falta discreción, el hijo tiene de más. Uno dice “explicaciones, ¿de qué?”, el otro lo dice sin decir. Es cierto que el padre ha venido a desafiar al hijo que le alejó del país, pero no es menos cierto que el emérito no quiere volver a vivir a España, como piden sus cortesanos, porque entonces tendría que aflorar todo lo que tiene sumergido. Yo quiero que vuelva. Que se quede. Que tribute. Y que siga trabajando para que algún día volvamos a tener una república en España. Nadie está haciendo tanto por el republicanismo como el rey. 

https://www.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/explicaciones_132_9017206.html

España retrocede al undécimo puesto en el ranking europeo de derechos LGTBI

España está en el puesto 11 del ranking anual Rainbow Europe que realiza la ILGA-Europe sobre la situación legal y política de las personas LGTBI en 49 países europeos. Que haya diez países por delante no es bueno, pero es aún peor que España haya caído cuatro puntos en la clasificación en un año —en 2020 y en 2021 estuvo en el sexto puesto— y nueve en once años —en 2011 en segundo puesto—.

La propia ILGA-Europe ha lamentado en su comunicado que “se está ralentizando el progreso de los derechos del colectivo en el territorio español”, siguiendo la “tendencia descendente” que “viene sucediendo ya en años anteriores”.

FELGTBI+, que ha colaborado en la elaboración de este informe, ha añadido a la valoración que esto es “especialmente grave” si se tiene en cuenta que “España ha sido siempre un referente en derechos LGTBI+”. “Esto implica una llamada de atención para seguir dando pasos adelante y no estancarnos en réditos del pasado”, añaden en un comunicado.

Mapa de ILGA-Europa 2022.
Mapa de ILGA-Europa 2022.  ILGA-EUROPA

Según se señala en el informe, algunos de los criterios que bajan la puntuación de España son el no reconocimiento de las personas no binarias y de la autodeterminación, así como el requerimiento de un diagnóstico de trastorno de identidad de género y de una intervención médica obligatoria para personas trans, lo que “implica que aún se considere como una patología médica/psicológica”.La aprobación de la Ley estatal Trans y LGTBI se considera clave para que España vuelva a avanzar

Asimismo, en el informe se detectan necesidades de mejora, como la prohibición a nivel estatal de las terapias de conversión y la implementación de políticas públicas sobre asilo que contengan mención expresa de todos las expresa de todos los motivos (orientación sexual, identidad de género, expresión de género, características sexuales). Además de la desigualdad legislativa entre territorios.

Por estos fallos, se considera clave la aprobación de la Ley estatal Trans y LGTBI. Así, Óscar Rodríguez, portavoz de FELGTB, defiende que “aprobar una legislación a nivel estatal volvería a situar a España entre los países más avanzados en derechos LGTBI+ y reduciría las asimetrías entre los territorios del Estado”. “Al tiempo que estaríamos cumpliendo con las recomendaciones formuladas en la Estrategia para la Igualdad de las Personas LGBTIQ 2020-2025 de la Comisión Europea. El avance en políticas de igualdad siempre supone una mejora de la calidad democrática”, añade.

Malta lidera el ranking

Por el contrario, desde la organización europea se han destacado muy buenas prácticas, señalando primero que Malta vuelve a liderar la clasificación.

Además, celebran que Dinamarca ha subido siete puntos en un año por sus nuevas legislaciones y destacan a Islandia por su reconocimiento legislativo de la paternidad trans, entre otras cosas, Alemania por prohibir la mutilación genital intersexual o Francia por prohibir en el último año las llamadas “terapias de conversión”.

Además, han señalado que, tras “años de estancamiento” se ha producido un “movimiento legislativo positivo” en Grecia, Letonia, Lituania, Serbia, Eslovaquia y Eslovenia que, a su juicio, dejan en entredicho “la narrativa de que existe una división este/oeste sobre los derechos LGBTI en Europa”.

Los jueces españoles ven la tele. Por Domingo Sanz

En octubre de 2020, es decir, hace 18 meses, los políticos catalanes Torrent y Maragall presentaron una querella por espionaje que entró en el Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona, pero no ha sido hasta el lunes pasado, día 2 de mayo, e inmediatamente después de la rueda de prensa del ministro Bolaños informando que también habían sido espiados el presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, cuando ese juez del 32 les ha pedido por primera vez a los querellantes sus móviles para analizar si fueron infectados con Pegasus o con algún otro software espía.

Es importante tener en cuenta que, por su parte, el fiscal le había pedido al juez que reclamara esos teléfonos el 15 de octubre de 2020, acto seguido de que los dos independentistas catalanes presentaran la querella.

De momento no consta que el juez haya sido apartado del caso por manifiesta ineptitud, aunque no debería descartarse dilación deliberada en la práctica de unas pruebas que, por su única y exclusiva culpa, podrían haber terminado siendo impracticables. Por ejemplo, en el caso de que uno o ambos teléfonos se hubieran extraviado durante los 18 meses transcurridos.

Este comportamiento por parte del juez constituye complicidad de facto con los espías delincuentes. Me ahorro lo de «presuntos» porque, una vez que Pedro Sánchez y Margarita Robles también han sido espiados, es de suponer que el resto de españoles tenemos derecho a estar tan seguros como Bolaños de que se trata de delitos.

Pero, ¿cómo se me ocurre pensar tan mal de España, un país en el que existe la separación de poderes? Tres verdades lo demuestran.

La primera, que ni a ese juez, ni a ningún otro, les hace falta recibir órdenes del gobierno para decidir su ritmo de trabajo: les basta con ver la tele.

La segunda, que una justicia con dobles varas de medir no necesita que ningún otro poder le diga cual tiene que emplear para cada sentencia.

La tercera y definitiva, qué las sedes de los tres poderes, el ejecutivo, el judicial y el parlamentario, están ubicadas en edificios separados.

Para poder respirar en medio de tanta basura, siempre nos quedará la ironía pero, si queremos algo más, habrá que esperar, quizás, a la justicia europea.

¿Alguien se extraña aún de que ningún gobierno español haya intentado jamás convencer a los independentistas catalanes de que no se desvinculen de España con argumentos que no sean la amenaza y el miedo?